La cultura de la corrección de textos en el Renacimiento europeo »

Anthony Grafton

Matías Serra Bradford

14 Abr, 2016
Comentarios: 0

Frente a ciertas erratas, la fotografía de solapa del autor se desfigura, multiplica su irrealidad. Ante otras, un lector puede preguntarse si el libro no habrá sido dictado, las faltas producto de un malentendido, una articulación o un oído deficientes. En ocasiones, se encuentra tal cantidad de erratas que tienta especular si el autor habrá jugado a proponerse una cifra récord y después se sentó a tipear. O si se trató de la picardía de un…

Send this to friend