Lemebel oral

Lemebel oral »

Gonzalo León (ed.)

Jorge Carrión

15 Nov, 2018
Comentarios: 0

…imilar impulsa la recolección de los recuerdos que atesoran los alumnos de Ricardo Piglia que asistieron a sus clases en Princeton, porque en su afán de controlar su propia recepción, el autor de Respiración artificial ya editó las entrevistas que le hicieron en Crítica y ficción, treinta años antes de su muerte.   Gonzalo León (ed.), Lemebel oral. Veinte años de entrevistas. 1994-2014, Mansalva, 2018, 240 págs.   Ver nota relacionada (1). Jorge C…

Lo que está y no se usa nos fulminará »

Patricio Pron

Gerardo Tipitto

8 Nov, 2018
Comentarios: 0

…a de una biblioteca con toda la literatura a su disposición. Según propone Ricardo Piglia en El último lector, esa idea se enfrentaría a las de progreso, linealidad y jerarquía literarias. Algo de aquella imagen y de esta hipótesis parece acompañar a Lo que está y no se usa nos fulminará. El título, ya una apropiación, con toda su mística fértil y progenitora, sobresale como una suerte de mandamiento para que de allí en más se aúpen insumos de las…

El trabajo de los ojos »

Mercedes Halfon

Mariano Dorr

7 Jun, 2018
Comentarios: 0

…e Esteban Echeverría. Más tarde retomarían el tema David Viñas, primero, y Ricardo Piglia, después. El nombre mismo de la revista donde Viñas publicó su artículo “Mármol y los dos ojos del romanticismo” hace referencia al propio trabajo de los ojos: Contorno. El gesto de Mercedes Halfon consiste en devolverle al estrabismo su condición patológica y singular, para ir diagramando una autobiografía siempre desequilibrada, desenfocada, dispar, perdida…

Egotrip »

Germán Maggiori

Joel Vargas

19 Abr, 2018
Comentarios: 0

…la historia de un gaucho borracho que palea en la zanja de Alsina, se retoba frente a sus patrones y se salva de un malón por caer en un pozo. Esta historia recuerda (en su fraseo, en su respiración) al cuento “El gaucho invisible”, de Ricardo Piglia, su padrino. Dos historias que podrían suceder en el mismo universo narrativo. Con Egotrip, Maggiori termina de inscribirse en esa tradición literaria.   Germán Maggiori, Egotrip, Edhasa, 2017, 312 pá…

Lectoras del siglo XIX »

Graciela Batticuore

Lucía Dussaut

5 Abr, 2018
Comentarios: 0

…de realidad de la ficción que lee en tanto marca de lo que le falta, diría Ricardo Piglia. La mujer lectora es, desde este paradigma, la mujer que sueña con ser objeto de una ficción donde otra mujer lee deseando ser, a la vez, objeto de una ficción, y así hasta el infinito (y más allá). En una carta publicada por El Observador en 1816, una “lectora de periódicos” sugiere que el debate sobre la mujer y su instrucción encubre, en realidad, otra pre…

Una novela invisible »

Juan Pablo Luppi

Laura Gentilezza

22 Mar, 2018
Comentarios: 0

…sobre la posición enunciativa que depende del oído, puesto que, como dijo Ricardo Piglia, narrar es “poner a otro en el lugar de una enunciación personal”. Los personajes garantizan la continuidad de la lengua y sus declinaciones y conforman así la novela geológica como Walsh la imaginaba: una reelaboración literaria del habla rioplatense que no existe como libro sino como densidad acumulada en la sonoridad material de la lengua. Así lee Luppi la…

Suicidio »

Édouard Levé

Raúl A. Cuello

25 Ene, 2018
Comentarios: 0

…e T. S. Eliot que sirven como epígrafe a Respiración artificial (1980), de Ricardo Piglia: “We had the experience but missed the meaning, / And approach to the meaning restores the experience”. Representación y accionar poético, escritura y vida (o bien, cómo la vida se supedita a la escritura) y reflexiones excéntricas (“Tu suicidio fue de una belleza escandalosa”) que encierran una obsesión permanente: la elección de un destino.   Édouard Levé,…

Por breve herida »

Margo Glantz

Mario Hinojos

26 Oct, 2017
Comentarios: 0

…a para la agencia Télam aparecida en 2013, Damián Tabarovsky hacía decir a Ricardo Piglia: “No hacen falta más escritores vanguardistas, sino lectores vanguardistas”. Margo Glantz escribe como un lector vanguardista. Por breve herida es su ejemplo más reciente y el catálogo explícito de sus influencias, la mejor forma de entender el mecanismo experimental bajo el que opera toda la lógica glantziana. El procedimiento de Glantz es una boca que engul…

Caja de fractales »

Luis Othoniel Rosa

Carlos Fonseca

27 Jul, 2017
Comentarios: 0

…omienzos para un estética anarquista—, heredero de Manuel Ramos Otero y de Ricardo Piglia, Luis Othoniel Rosa sabe que es esa precisamente la utopía literaria: crear una sociedad paralela, alejada de los poderes del Estado y del mercado. Caja de fractales toma esa intuición y le suma otra igualmente pertinente: en sus páginas, la amistad se convierte en poética, en redes subterráneas de solidaridad que hacen posible imaginar un mundo después del m…

Marx y Freud en América Latina »

Bruno Bosteels

Graciela Montaldo

8 Jun, 2017
Comentarios: 0

…sujeto. José Martí, José Revueltas, Tomás Gutiérrez Alea, León Rozitchner, Ricardo Piglia, Sabina Berman o Paco Ignacio Taibo II no son sólo momentos para reflexionar sobre la subjetividad y la política en contextos marcados por coyunturas de violencia, proyectos emancipadores, represión, construcción de comunidad y experiencias colectivas. Son caminos para “volver a los sesenta y los setenta”. Bosteels se diferencia de la mirada nostálgica y se p…

Sobre «El artista más grande del mundo», el arte contemporáneo y el punto de vista »

Graciela Speranza

1 Jun, 2017
Comentarios: 0

…iva del pop art de Manuel Puig, en los robos y desvíos de las ficciones de Ricardo Piglia, en la impronta conceptual de toda la obra de César Aira y, más cerca, en las de Pablo Katchadjian o Ezequiel Alemián. En la dirección inversa, basta pensar en la obra de Fabio Kacero, a quien no le falta humor pero conoce muy bien “el listón finito” del arte conceptual (la definición es suya) “siempre a punto de caer del lado de su propia tontería”. El “a pu…

Hermano de hielo »

Alicia Kopf

Carlos Fonseca

6 Abr, 2017
Comentarios: 0

…o que desde muy temprano quedó marcado por el autismo de su hermano. Decía Ricardo Piglia que El discurso del método era la primera novela moderna porque en ella se narraba la pasión de una idea. Género de la megalomanía, la novela abunda en obsesivos. Del Quijote hasta el Capitán Ahab, de Madame Bovary hasta el Coronel Sutpen, su historia es la que trazan los pioneros que habitan esa frágil frontera en que idea y pasión se confunden. En Hermano d…

Send this to friend