Inicio » CINE y TV » The Square

The Square

Ruben Östlund

CINE y TV

La cámara se detiene, deja que el personaje desaparezca y se instala ahí, lejos de él, durante algunos minutos. El emplazamiento impide que nuestra vista abarque la acción; los sonidos y algunas sombras permiten, acaso, intuirla. Sin embargo, estamos ansiosos por atestiguar lo que sucede. ¿No trata de eso ser espectador?

El director sueco Ruben Östlund ha sabido hacerlo de nuevo, como en todos sus trabajos: ese momento, marcado por un gesto formal calculado, abre el filme a otra capa de interpretaciones. En esta secuencia, que no será la única en la que ensaye el recurso, la falta de visión logra incomodarnos hasta que caemos en la trampa. Entonces nos estiramos, ingenuos como sólo podemos serlo en la sala oscura, capturados por el brillo de la pantalla. Queremos alcanzar un sitio que nos permita ver, ejercer nuestro derecho como espectadores. Porque lo tenemos, ¿cierto? Y si es así, su reverso son las obligaciones. Pero ¿existen? Nosotros, los que miramos, somos interpelados por aquello que no ocurre frente a nuestros ojos, por el deseo de ver lo que alguien (y aquí recordamos que alguien está detrás) nos niega. Y las preguntas no paran: ¿confiamos en lo que vemos tanto como en quien decide qué mostrarnos? ¿Sobre qué ejes depositamos esa confianza?

El núcleo de The Square se encuentra ahí, en la confianza. Porque el título no alude solamente a la obra de la artista argentina Lola Arias por la que apuesta (en la que confía) Christian (Claes Bang) —curador en jefe del X-Royal Museum y protagonista del filme— como pieza estrella del recinto, un cuadrado dibujado con luz a las puertas del lugar, que delimita una zona segura. O a la plaza, en otra acepción del término square, donde el propio curador es víctima de un robo por ayudar a una mujer en problemas (o por confiar demasiado). El cuadro no es otro que el del cine mismo. El mantra que da sentido a la obra de Arias (la artista argentina de la que se tomó el nombre, por cierto, no es la creadora de la pieza) se repite con frecuencia a lo largo de la cinta, para que no lo olvidemos cuando llegue el momento de las interrogantes: “The Square es un santuario de confianza y empatía. Dentro de él tenemos los mismos derechos y obligaciones”.

Como hizo antes en Involuntario (2008), Play (2011) y Fuerza mayor (2014), Östlund elige una anécdota mínima para volver a poner en el centro su gran tema: la responsabilidad del individuo ante sus actos y las consecuencias de estos. En The Square se trata de desenmascarar a la sociedad entera y ponerla frente a sus actos: artistas famosos, miembros connotados del mundo del arte, consumidores culturales que encumbran a ambas tribus, millonarios mecenas, jóvenes millennials en busca de éxito, un público que dicta tendencias y hasta niños sobrados de soberbia y hastío. Nadie se salva de la mordaz manera en que Östlund captura esos momentos de duda, de torpeza o de franca impotencia ante sucesos que los rebasan y los orillan a mostrar el reverso de su fachada. Y si algo define al cine del sueco es el empeño de incomodar a los personajes tanto como al que mira. Algo de esa contrariedad permea en el espectador cuando se hace evidente que la máscara se ha fracturado, como —mejor ni pensarlo— alguna vez podría sucedernos. Más tarde se verá que, con o sin ella, todos los actos tienen consecuencias. Para recordarlo está la aparición de un niño indignado que busca que restituyan su honor. Ocupamos un lugar en la cadena de desatinos e injusticias que moldean el contrato social, más vale aceptar la responsabilidad con aplomo.

 

The Square (Suecia, 2017), guión y dirección de Ruben Östlund, 142 minutos.

4 Ene, 2018
  • 0

    John Wick 3. Parabellum

    Chad Stahelski

    Federico Romani
    13 Jun

    Los grandes coreógrafos de escenas de acción (William Hobbs, Dale Anthony Girard, Allen Sudeth, Yuen Woo Ping) suelen utilizar términos musicales para referirse a su trabajo. Orquestación,...

  • 0

    Nosotros

    Jordan Peele

    Federico Romani
    6 Jun

    La historia del género indica que el buen cine de terror, antes que incorporarse a un espacio social, ha tratado siempre de devorarlo. Jordan Peele filma críticas...

  • 0

    A Vigilante

    Sarah Daggar-Nickson

    Federico Romani
    30 May

    La ópera prima de Sarah Daggar-Nickson se estrella contra la tradición del cine de “vigilantismo” (de Taxi Driver al renovado The Equalizer, con Denzel Washington) para atravesarla...

  • Send this to friend