Dárgelos

Gustavo Álvarez Núñez

22 Feb, 2024

“Soy desinterés”, así arranca el segundo poema de La voz de nadie, la flamante apuesta poética del cantante y líder de los Babasónicos, Adrián Dárgelos. A cinco años de Oferta de sombras (2019), donde se propuso desacreditar la integridad del orden establecido, esta segunda incursión en la desnudez de las palabras lo encuentra, en principio, menos dogmático y más atento a los silencios y a los blancos de la página.


A veces con mayor soltura, otras a través de máximas, Dárgelos va desplegando en pequeñas dosis altas combustiones de budismo zen. Por ejemplo, “envidia que resbala / como gota de viento”; o si no, “todo lo que existe / es lo mismo”, podemos citar.


En el cierre de uno de los primeros tramos del escueto libro (cuarenta y algo de páginas), leemos: “Después de no existir, / se apaga el miedo, / la lengua que somos, / el ruido que perdimos”. Pareceríamos ser testigos de un ejercicio de vaciamiento. El momento más explícito es el poema “Carbono”: “Seré / polvo, humus / y tal vez / humo”.


Aunque este proceso de levedad es asimismo paradojal. Es que si bien podemos observar varias y explícitas críticas a la hoguera de las vanidades —con poema titulado “Trabajadores del ego” incluido—, una marabunta de situaciones e imágenes blanden las aristas de una tarea dedicada a la lucha, a la diatriba.


Así surge la figura sugestiva de “los plegados”: “los plegados somos: / un trauma con dobleces, / una dirección inhallable, / excombatientes de alguna causa; / los plegados somos / huellas en arcilla mezquina”, leemos. La memoria es puesta en el banq

...

Una traducción de poco más de trescientos veinte versos del extenso poema de Lucrecio De rerum natura puede parecer una muestra, una módica selección, pero si la versión es de Sergio Raimondi se trata de un acontecimiento en nuestra propia leng...

A mediados de la década de 2000 la Argentina amaneció cubierta de nieve en su totalidad. El poeta Arturo Carrera, junto con su hija Ana, tomó una cámara digital y fue a Plaza de Mayo a retratar ese acontecimiento. La suerte quiso que los registr...

Con prólogo, selección y entrevista a cargo de Jorge Monteleone, esta antología está orientada a acercar al público la poética de Teresa Arijón. De este modo, la insistencia de la palabra frente a la ausencia puede rastrearse como un hilo con...

Como si se pudiera recobrar el tiempo perdido, o detenerse en esa fugaz sensación de dejarse ir en el paisaje, en lo que se vislumbra al costado del camino o en la fugacidad de un atardecer de verano o de invierno, pero sabiendo que no, que no se p...

La velocidad de las tinieblas no sólo nos confronta con la verdadera cara de una cultura que ha dominado el mundo como ninguna otra (a base de pobreza, guerra, hambre, tortura, discriminación y supremacismo), sino que también nos coloca frente a ...

Cuando escribir sobre literatura se transforma en una práctica disociada de la propia literatura y más ligada, bajo las formas del paper y el informe, a disciplinas como las ciencias naturales o la burocracia —y la palabra “disciplina” asume...

1. Anatomía de una caída (en francés caída se dice chute, y no sólo se aplica al trance específico de caerse de un lugar, sino a la caída de un presidente, como la de Salvador Allende tras el golpe de Estado de Pinochet, o la caída del Imper...

1. Frente al carácter seriado, valga la redundancia, de ese modo contemporáneo de la producción audiovisual que es la serie, el cine aún resiste y emerge como singularidad. Anatomía de una caída, el film de Justine Triet premiado en 2023 en Ca...

Las ciudades marginan, pero no expulsan. Necesitan de la gente apretada contra sus costuras; la necesitan invisible mientras cumple con los trabajos asignados y sus vidas desprenden polvo, el piñen del que habla el libro de Daniela Catrileo. En tre...

Toda una genealogía en materia cuentística ―que se remonta, por lo menos, a mediados del siglo XIX― prescribe un puñado de formas relativamente persistentes que hemos sabido consumir, disfrutar y, sobre todo, reconocer. La brevedad, la econom...

Lo que he visto, oído y aprendido… está compuesto por dos ensayos breves que dialogan entre sí a partir del uso de la experiencia como material y de la escritura fragmentaria como procedimiento. En la tradición de Walter Benjamin, Agamben elab...

Basta trazar un redondel para hacer un mundo. Es algo que hemos aprendido hace al menos mil años, en las miniaturas medievales. Y digo redondel porque círculo es una expresión que denota exactitud, armonía y cálculo. Un redondel recomienza con ...

Send this to friend