William Shakespeare / Alessandro Serra

Marcelo Pitrola

14 Feb, 2019

Es difícil hoy imaginar el impacto perturbador y blasfemo que habrán tenido en su momento versos como estos —hay que citarlos una y otra vez—: “La vida no es más que una sombra que pasa, un pobre actor / que se pavonea y se agita una hora sobre el escenario / y después no se lo oye más: es un cuento / contado por un idiota, lleno de sonido y de furia, / que nada significa”. Los atormentados y líricos monólogos de Macbeth y su lady están entre los pasajes más poderosos del corpus shakespeareano. En esta versión en lengua sarda, esa poesía del texto de Shakespeare encuentra una musicalidad y una belleza que cautivan desde el comienzo. Dirigida por Alessandro Serra y presentada por la compañía Teatropersona en el XII Festival Internacional de Buenos Aires, Macbettu cuenta con ocho actores extraordinarios que realizan un gran despliegue físico y vocal para dotar de sentidos el despojado espacio escénico.

Cuatro paneles metálicos que se convierten en mesas o en columnas según se necesite, una iluminación que compone climas sugerentes a cada cambio y unos cuantos objetos significativos bastan para que los actores lleven adelante lo suyo (el diseño del espacio escénico, las luces y el vestuario también están a cargo de Serra). En el inicio, el estruendo que hacen los actores al golpear las placas metálicas de los paneles estremece e instala el clima sombrío del rito trágico que se presenciará.

El vestuario parece remitir a la ropa tradicional del campesinado sardo; de hecho, las brujas lucen como tres de esas viejitas vestidas de negro que se pueden ver o imaginar en las puertas de las iglesias de tantos pueblos italianos. En la versión de Serra las brujas tienen un lugar fundamental; sus intervenciones carnavalescas logran brillantes pasajes de clown y comedia física, y generan un bienvenido contrapunto con la oscuridad del resto. Durante décadas y décadas, Macbeth fue considerada entre los actores como una obr ...

Un escenario vacío, negro, apenas una silla y dos pares de zapatos a un costado del proscenio. Algunos papeles sobre la silla nos confirman que asistiremos a una conferencia, hasta que hace su ingreso una mujer seductora, con vestido largo, de un ro...

Capitalismo obcecado; sujetos de todo matiz progresista estupefactos y secretos reos de claudicación al consumo: ¿hay una ética vital, una forma de acción política (aun si de eficacia incierta) ante la cercanía de c

...

La diferencia entre un cuaderno de trabajo y un diario personal es compositiva y categórica. Se separan por el carácter obsesivo de quien los escribe; pero una idea que delinea un personaje, traza un argumento o repasa un mundo particular puede esc...

Una pregunta, “¿Considera que todo el arte que se produce hoy es ‘contemporáneo’?”, deviene disparador de una breve revisión de Catherine Millet (1948) en torno a lo contemporáneo en materia de arte. Parcelado en dos apartados (“El mund...

Si es cierto que el apego a las formas narrativas se vuelve eficaz cuando se lo practica en una especie de vaivén entre el arraigo y la huida de lo que mandan sus preceptos, Viaje al invierno parece hacerse fuerte precisamente allí donde s...

La atención demorada en las cosas, el lento paso de las horas y los días, junto con los movimientos ordenados de los árboles, los trigales y el vuelo de los pájaros, configuran apenas la voz de Hugo Padeletti. La acci

...

El cine “mimético” suele ser liviano, instantáneo aunque de difícil digestión. Casi siempre se preocupa mucho por lograr la imitación actoral perfecta (por ejemplo, haciendo que Jamie Foxx replique obsesivamente

...

De la Guerra del Paraguay sabemos poco, casi nada. Sabemos tanto como nos lo permite la célebre serie de pinturas de Cándido López, que en verdad muestran un paisaje en guerra como si se tratara de un paraíso en llamas, una batalla bíblica de la...

La apelación a la Historia como territorio fértil para la invención desatada pero verosímil es un recurso habitual en la literatura de José Eduardo Agualusa, que se amplifica en La reina Ginga al recurrir a un personaje histórico con v...

Send this to friend