Verónica Gerber Bicecci

Jorge Carrión

7 Nov, 2019

En la primera parte de este artefacto narrativo, las fotografías y los diagramas en blanco y negro acompañan —en clave de fotonovela vanguardista— un relato inquietante y claustrofóbico, en el que una familia se traslada a una casa remota, donde convive con dos personajes opuestos: máquina (una aliada) y la Compañía (una amenaza terrible). En la segunda parte, una crónica de viaje fragmentaria —texto blanco sobre página negra— nos conduce al pueblo donde ha estado ambientada la ficción previa, Nuevo Mercurio, en Zacatecas, para dibujar mediante la alternancia de testimonios, citas en inglés, ilustraciones y planos, una historia de extracción, contaminación, impunidad y abandono.

Con La compañía —un libro importante y el mejor de su autora—, Verónica Gerber prosigue investigando en una línea creativa y creadora que no se parece a ninguna otra de este cambio de siglo. En las solapas de sus obras se define como una artista que escribe; no es de extrañar que sus procedimientos, por tanto, provengan en parte del arte contemporáneo: apropiación, diseño gráfico, fotografía, dibujo, arquitectura, archivo. Pero se combinan con otros recursos de carácter sobre todo literario, como la poesía documental, la historia oral o la fe en la capacidad de comunicación y de magia del formato libro. La combinación armónica de unos y otros da lugar a una estructura heterodoxa y fascinante, a una historia de minería y violencia que no sólo revela el dolor colectivo de una región sometida sino también el de todo un país que no acaba de superar las subordinaciones coloniales.

Al amparo conceptual de libros tan sólidos como Los muertos indóciles. Necroescrituras y desapropiación (2013), de Cristina Rivera Garza; en la incipiente tradición de poetas de la reescritura y el remix como Sara Uribe; y en sintonía moral con operaciones periodísticas como la que ha liderado Marcela Turati en El país de las dos mil fosas (2019), Gerber exp ...

Originals no es ni más ni menos que material (en parte ya pirateado) que Prince compuso y demeó para otros artistas sobre todo en la época —casi el cien por ciento proviene de los ochenta— en que su propia discografía no daba abasto para tant...

Anna Kavan fue primero Helen Ferguson, una escritora de novelas rosas sobre la vida de los ricos en Gran Bretaña. Para cuando su estilo se tornó oscuro y experimental, su derrotero biográfico ya estaba cargado de hitos y accidentes: dos maridos, u...

“Ahora yo llego a sospechar de toda la Historia de la literatura. Quizá todo sea retrospectivo y póstumo”. Palabras de Borges que anotó Bioy Casares en su diario, en 1965. No es la única ocasión en que Borges dudó de la historia de la liter...

Hace más de cuarenta años, en su ensayo ¿Para qué la lírica hoy?, Hilde Domin señalaba: “El valor que necesita el lírico es por lo menos triple: valor para decir (que es el valor para ser uno mismo), valor para designar (que es el valor para...

En Era tan oscuro el monte, la primera novela publicada de Natalia Rodríguez Simón, se narra la historia de una inmigrante sin nombre ni procedencia clara y la de su red de relaciones, con foco en otros dos personajes: Aldo, el padre de su “wawa...

¿Puede una “autoría” surgir de pronto, desde la nada más absoluta? ¿Puede un incompetente, como por arte de magia, transformarse, de la noche a la mañana, en un creador “hecho y derecho”, conocedor de ciertas tradiciones culturales y, me...

Según su director, Tyrel es la explicación narrativa de su último plano: una selfie en la que se ve a un grupo de amigos celebrando un cumpleaños en una casa de campo en las afueras de Nueva York —todos hombres, todos medio borrachos—. Una se...

La feliz confusión de los encargados de la sección de libros de unos grandes almacenes, situando el que nos ocupa entre los manuales de crianza, me ha llevado a fantasear sobre las imprevisibles consecuencias de un súbito consumo de literatura ent...

¿Qué valencias ético-políticas podrían tener las experiencias de desposesión, perturbación y alteración del yo potenciadas por sustancias? ¿Cómo pensarlas hoy sin que una romantización del dispositivo contracultural de la droga obture la n...

Send this to friend