Marcia Schvartz

Alfredo Aracil

19 Nov, 2020

El veneno late en tu cabeza, / pero hay algo de belleza.


 

Para cierta manera de comprender el arte y la vida, el lugar común es justamente lo que nunca ha de evitarse, la carta robada a la vista de todos, donde se esconde la posibilidad de lo más singular y desafiante. Entre lo vivido y lo vivible: si unx es capaz de horadar estereotipos y desquiciar los usos empresariales del lenguaje, más que algo frívolo o una expresión del gusto dominante, el lugar común sería aquello capaz de referenciar una sensibilidad compartida, un sentir genérico —que por cierto no tiene nada de banal o carente de valor, sino todo lo contrario, lo que no siendo de ninguno en concreto nos pertenece a todxs—.

Son varios y de sobra conocidos los lugares comunes en torno a la persona y la obra de Marcia Schvartz: su legendario compromiso (no sólo con la pintura), una elocuencia furiosa que no evita el enfrentamiento, su don para las figuras pesadillescas pero no faltas de ternura. En una cultura masculina y textual como la porteña, marcada por la falta de una tradición pictórica popular y por una supuesta escasez iconográfica originaria, el desafío de la artista ha sido sustituir la escasez por la abundancia, por la vía del exceso. Liberar sensaciones y percepciones del monopolio de ideas que son nacionales en tanto que cultas e importadas. Por tamaño e intensidad, ya sea como retratista o en su versión de mitógrafa del Río de la Plata, la pintura histórica alcanza en la trayectoria de Schvartz un nuevo estadio. Para ello, se alimenta principalmente de un sustrato plebeyo y corrosivo para con la noción misma de realismo. A riesgo de parecer romántico: a pesar del espanto, según dice la artista, se trata de percibir las cosas tal y como (se) aparecen. Prestar la mano a fuerzas que vienen de lejos, espacial y temporalmente. De modo que pintar sería el trabajo de hacer de lo virtual un presente. Siempre alegóric ...

Hay una historia del jazz tallada en los auditorios del college y la high school. Se trata de una historia alternativa, en la mayoría de los casos indocumentada, más allá de los memoriosos registros de sus testigos presenciales, y curiosamente si...

La sintaxis tiene todo que ver con la cadencia del sentido, con su demora, lo que supone algo muy distinto a decirlo: mediante la disposición de unos espacios por ser ocupados, el sentido se propicia pero sin nunca permitir que advenga. La sintaxis...

Hoy en día uno no se puede mover en los círculos artísticos sin chocarse con una denuncia contra la sociedad de consumo. Según sus detractores, es el gran mal de nuestra era, responsable de tantas crisis, desde el deterioro del medio ambiente ha...

Por capricho instrumental, salvaguarda de la costumbre práctica o ceguera ante los vaivenes de lo imprevisto, rara vez somos conscientes de las vidas que llevamos a cuestas y que se abren y cierran como un parpadeo. Hasta que sucede. Pregúntenle, ...

La figura de Vicente Luy (Córdoba, 1961-Salta, 2012) ha empezado a cobrar más y más relevancia dentro del agitado mundo poético argentino. Ya sea por una escritura un tanto irreverente, que pone por delante el enfrentamiento, o por la particular...

Mariano Saba reunió seis de sus textos dramáticos, representados en el circuito teatral alternativo de Buenos Aires entre 2014 y 2018, en un solo libro. Y les dio un título poderoso: La letra caníbal. Hay en lo caníbal una fuerte idea de acció...

La poesía panea sobre el material de archivo y la arquitectura organiza los planos de la memoria como sosteniendo esas zonas de sombra donde se pueden activar los recuerdos. No es lo mismo recordar que volver, y tal vez por eso la voz de la poeta V...

Según las entrevistas concedidas en este último tiempo, la tercera novela de Selva Almada viene a cerrar una etapa —abierta por El viento que arrasa (2012) y continuada en Ladrilleros (2013)— en la cual la autora se sumerge en las turbulencias...

Graham Greene, uno de los autores más populares del siglo XX, escribió novelas políticas, existenciales, thrillers y también de entretenimiento. Aparentemente, su popularidad le trabó la obtención del Nobel en 1974, y acaso también lo haya he...

“Somos del barrio donde reina la pasión”, canta Silvia Iriondo en la apertura de Pasionarias, su nuevo disco. Como había ocurrido en Tierra sin mal (2018), con producción de Shuhei Yamagami, la artista coedita el material con Japón, aun...

Al entrar en Ruth Benzacar, el primer encuentro es con una rosa incrustada en la pared. Su tallo comienza rojo y adquiere luego el color crudo del hierro. Enfrente, las palabras de Carlos Herrera predican en un hermoso texto de sala sobre la intuici...

Recorro Hache Galería con Gabriel Baggio mientras me comenta sobre los procesos de producción y los pensamientos que lo llevaron al desarrollo de su muestra. Me relata enfáticamente la historia de un oso asesinado, al que llegó por la lectura de...

Send this to friend