Silvio Mattoni

Anahí Mallol

30 Jun, 2022

En este libro de ensayos, Silvio Mattoni lee intensamente lo que se pone en juego en la poesía, en su materialidad y su tensión entre sonido y sentido, cada vez, y lo remite a la poética de Arturo Carrera, una poética cuya evolución sigue atentamente, marcando continuidades y cambios. La capacidad de escucha y expansión de Mattoni como lector es conocida. Pero en este libro va más lejos. No sólo se potencia ese oído atento a la poesía como acontecimiento siempre diferido, sino también al ir y venir entre textos, tanto los del poeta como los de la literatura y la filosofía. Así, cada verso citado o comentado entra en una sinfonía de ecos, de preguntas y respuestas, en una orquestación, con un espectro muy amplio de aquello que se podría denominar “lo literario”. Este espectro abarca la literatura y el pensamiento sobre la literatura, pero también las conexiones entre la literatura y la vida, o la literatura y la muerte.

Ahí donde la poesía insiste, donde el ritmo, como un grillo, en su repetición y variación, ancla la subjetividad a la época, la palabra a lo real, la letra a lo vital, Mattoni propone una expansión de lo escrito. Si el texto es erudito en cierto sentido, eso no lo hace difícil de leer, sobre todo porque el resultado es un ensayo literario. Con su estilo único lleva al lector a través de conexiones sutiles entre palabras y conceptos: la teoría y la filosofía se han vuelto un modo de leer y de vivir, de pensar. Los  versos de Arturo Carrera y su expansión se hilvanan hasta llegar a cernir el núcleo de la poesía, para decir con palabras de este mundo la vida y la muerte, el deseo, la alegría y el dolor, la esperanza y la pena, cada vez de manera renovada, que resuena como verdad y belleza.

El ensayo, que se despliega siguiendo diferentes títulos de Carrera, se mueve con soltura y responde no como quien intentara  contestar, sino como quien da lugar a que lo extraño se aloje. El núcleo del acontecimiento poé ...

El extendido berretín cuya sapiencia arguye que Ulises es poco más que el mapa de la capital irlandesa sobreimpreso a un mito griego deja de lado el hecho de que el paralelismo homérico, antes que en razón de las astucias del lector, está fragu...

La conversación aparece cada tanto. ¿Vos querés tener hijos? Si sí, ¿cuándo? Si no, ¿por qué? Lo hablamos con amigas, con compañeras del trabajo, con mi madre. Nunca con varones. Lo hablamos en grupo, apostamos quién va a ser la primera en...

Inmersión, de Mariano Vespa, no es estrictamente una biografía sobre Rafael Pinedo. Si lo fuera, sería modesta, apenas unas noventa páginas con varias entradas siempre concisas. Más bien, como lo indica su subtítulo, es una imagen proyectada, ...

Hay una escena en el film Un Chant d’Amour de Jean Cocteau y Jean Genet donde dos reclusos intercambian el humo de un cigarrillo a través de la pajita diminuta que se desliza por un agujero entre ambas celdas. La imagen, replicada de manera muy a...

El ascensor sostiene el viejo edificio como una columna vertebral protésica. No conduce al visitante a la cápsula de un cohete sino a un espacio detenido en el tiempo. Tras una puerta, lo espera una invención radical, un mundo creado entero por l...

Hace muchos años, fui a un evento literario en Inglaterra en el que un escritor prominente se quejaba de que cada tanto lo abordaba un adolescente con semblante serio lamentándose por el estado de la literatura contemporánea. Lo que le decían es...

Siempre hay una luz al final del túnel. La frase hecha nos dice que la esperanza y el futuro están asociados a la luz y que, para llegar a ella, hay que dejar las tinieblas del pasado o incluso la oscuridad del presente. Futuros menores está escr...

La poética de la obra de Elvio Gandolfo, incluso desde sus primeros relatos, es sólida y madura. Los lectores sentimos que cada palabra es exacta y no puede ser reemplazada por otra, y la destreza con que está construida Un error de Ludueña lo c...

Michel Butor afirma que “los personajes imaginarios llenan los huecos de la realidad y nos iluminan acerca de esta”. Tal parece ser la fe que asume La lengua de la llanura al lanzarse en su busca de una faz del propio idioma que permita tender p...

El angosto pasillo del Espacio Callejón sirve de antesala para lo que vendrá y anticipa una ansiedad que se percibe invisible. La sala es acogedora y la mirada se desvía al escenario que anuncia reminiscencias de otra época. Es domingo y a las t...

—La obra va cambiando a medida que transcurre, lo que es natural, pero en este caso se debe, creo, a un motivo específico: la forma tragedia avanza deshaciéndose de todo lo que no es tragedia. Se deshace incluso de la autora.

—La obra se de...

En la primera página, tras la predecible mención de esposa e hijos, Étienne Verhasselt dedica su libro a Dino Buzzati. No es inusual que las dedicatorias encapsulen una clave de lectura, pero en este caso hablamos de una influencia total, que el ...

Send this to friend