Jaimie Branch

Marcelo Cohen

24 Nov, 2022

La compositora, improvisadora y música electrónica Jaimie Branch empezó a tocar la trompeta a los nueve años. En 2005, después de graduarse en el conservatorio musical de Nueva Inglaterra, trabajó como instrumentista e ingeniera de sonido en Chicago, donde había nacido, y colaboró con experimentadores polifacéticos como Ken Vandermark, William Parker y la pasmosa saxofonista Matana Roberts. Después de tocar en Chicago y Nueva York con su trío Princess y con la banda de rock Block and Tackle, en 2012 cursó en Baltimore un máster en ejecución de jazz y en 2014 se estableció por unos años en Brooklyn. De vuelta en Chicago, en 2017, ya con un sonido propio que eriza la piel y una imaginación enigmática, grabó el primer disco a su nombre, Fly or Die. En ese álbum un tejido de batería y contrabajo galopante hasta el frenesí sostenía (por momentos a contrapelo del beat) el carácter de la trompeta; algo imprescindible porque la técnica expandida y la variedad de materiales de Branch le permitían derivar entre el gruñido, el ambient, Don Cherry, los sobreagudos líricos, la diana marcial, el groove y el resuello. Si agregamos los eventuales remansos de guitarra acústica, con un fogoso violonchelo a modo de cama elástica, el conjunto, dijo un crítico, sonaba como una jam session del Art Ensemble de Chicago en un club de bandas punk (simpatizantes del hiphop, agregaría yo) —para satisfacción de Jaimie, que, con todos sus kilos de más, solía presentarse en jogging y gorra de béisbol—. En 2019 apareció Fly or Die II. En 2021, Fly or Die Live: es la grabación de un concierto en el Moods de Zúrich, poco antes de que el club tuviera que cerrar por la pandemia, y una suerte de compendio de los dos discos anteriores t ...

Como objeto sacrificial de atención, Ana de Armas es la principal beneficiaria de algo que a Andrew Dominik, director de Blonde, le fascina, pero que el espectador puede llegar a vivir como un límite, como un peso agobiante, aun cuando se dé cuen...

La invocación remite al ritual pagano, al aquelarre. La invocación reúne a la comunidad en torno a un círculo mágico donde acontece el prodigio. Así, las personas, cuando acceden a la sala del Cultural San Martín, se sitúan a telón abierto ...

Aurora Venturini fue escritora, docente y traductora. Desertora de los estatutos convencionales de la literatura. Se consagró a las patadas bajo otro nombre —casi como maniobra táctica de su propio hacer literario—, a través de un premio otor...

Inmortalizarse en los objetos es un antojo humano de trayectoria dilatada. Vivimos rodeados de estatuas, desandamos calles con nombres propios, sabemos de reyes que se hacían enterrar con todas sus posesiones. ¿Por qué, entonces, debería parecer...

Con uno de los títulos más oportunos de los últimos tiempos, acaba de publicarse un nuevo trabajo de divulgación de la presidenta de la Academia Argentina de Letras, Alicia Zorrilla, quien ya nos había sorprendido con su prosa descontracturada ...

Durante un viaje a Bahía Blanca, además de visitar amigues, recorrer la ciudad y el puerto, he intentado acercarme a la rica escena de artes visuales de la ciudad.

La propuesta más arriesgada que vi fue Mirar por la piel, una exposición de s...

Lo primero que impresiona cuando uno empieza a leer El núcleo de la soledad, de Marcos Herrera, es el acierto estético del formato del libro y su edición. Es un objeto bellísimo y apropiado como vehículo para estos poemas. Algo no menor en este...

Una breve frase se lee al promediar Nostalgia. Funciona casi como una declaración de principios y quizás pueda erigirse en clave de lectura para estos textos reunidos bajo un mismo título: “La literatura es teratología”. Porque, arrimada a l...

El prolífico y sorprendente Ernesto Jodos tiene nuevo disco: su número veinte. En las bateas del amplio mundo del “jazz moderno”, su material Donde el mundo ocurre —editado por el sello norteamericano Ears&Eyes Records— es una apuesta ...

Una idea fija puede destruir la vida o hacerla florecer, depende de circunstancias, en la mayoría de los casos, independientes de la voluntad. No somos dueños de encauzar las obsesiones, fuerzas indómitas que utilizan nuestro cuerpo como vía reg...

“La hora del esplendor en la hierba”, tomado de William Wordsworth, citado por Zabaljáuregui en el comienzo de su libro, es un verso en el cual se señala lo que indefectiblemente no vuelve, lo que se ha perdido, no por voluntad del propio olvi...

Ya es un lugar común considerar a Borges, dada su centralidad, como una carga para los escritores argentinos. Si incluyéramos al novelista, crítico literario y docente Aníbal Jarkowski en esa generalización, podríamos pensar que se planteó es...

Send this to friend