Inicio » CINE y TV » Curb Your Enthusiasm (novena temporada)

Curb Your Enthusiasm (novena temporada)

Larry David

CINE y TV

Volvió una noche: en cierto sentido, Larry David logró con Curb Your Enthusiasm la versión superadora de Seinfeld, serie de la que fue cocreador. Prescinde de las risas de audiencia como toda comedia pensada para el cable, pero también de diálogos guionados: cada capítulo es improvisado de acuerdo con un plot de no más de siete páginas. Si George Constanza era un alter ego suyo, aquí David directamente hace de sí mismo, pero este “Larry” es una versión ficcionalizada de la persona real como lo era el “Jerry” de Seinfeld, con la diferencia de que David no disimula la vida de millonario que lleva: nada de buscar empatía con la clase media.

Insólitamente, parte de la recepción de la novena temporada —la primera desde 2011— sindicó a David como miembro de un hipotético club de ricachones blancos de mal comportamiento (pertenencia señalada anteriormente, pero muy pocas veces para impugnar la serie) presidido, claro, por el presidente de su país. El mundo cambió y Larry David ya no sería tan gracioso.

Ejemplo (consideremos que el centro de la serie es la ausencia de filtro de su protagonista): Larry tiene su auto en el mecánico, quien demora la reparación por sentirse agraviado por aquel cuando al conocerlo en persona le confiesa que por teléfono sonaba como blanco y no negro. Recurre a Uber, pero la embarra con dos conductores (al segundo, rumano, lo ofende al decirle que las mujeres de su país son feas) y su rating de usuario baja a punto tal que nadie lo quiere llevar. Termina tomándose un autobús, a cuyo chofer le pide que se saltee semáforos porque llega tarde a una cita con una mujer. El hijo de ella tiene Asperger, pero todo lo que se nos muestra es a un pibe maleducado y consentido. Con imitación de Dustin Hoffman en Rain Man incluida, Larry finge esta condición para justificarse ante el mecánico (lo logra) y luego en el autobús (lo echan).

Aunque son huellas de un estilo ya presente en Seinfeld, no faltaron las acusaciones de racismo, clasismo (David se sentiría muy superior como para rebajarse al transporte público) e insensibilidad ante las afecciones, pese a que desde la temporada seis Larry vive con un afroamericano, Leon (J. B. Smoove, cuya comicidad le gana a lo implausible de la idea) y Jeff Garlin, quien hace del manager de Larry, se encarga de aclarar que las personas que conoce con Asperger son “gente maravillosa” (el equivalente del “Not that there’s anything wrong with that” de Seinfeld).

Lo que se debería tener en cuenta al evaluar esta vuelta es si funciona o no bajo sus propias reglas, y la respuesta es: la mayoría de las veces. Algunos conflictos están forzados (¿en serio Larry cree que las rumanas son poco agraciadas?), pero lo que Curb Your Enthusiasm históricamente logró y logra aquí es extraer humor de las situaciones más triviales; cuando estas involucran cuestiones sensibles, busca reírse de la corrección política generada alrededor.

El arco argumental de la temporada (el intento de hacer un musical titulado Fatwa!, basado en las desventuras de Salman Rushdie, que le ocasiona a Larry esa misma condena) obviamente hubiese sido imposible hace treinta años. No está tan bien explotado como arcos anteriores, aun cuando proporciona uno de los mejores momentos: Rushdie as himself. Entre los actores invitados que aportan lo suyo están Carrie Brownstein, Elizabeth Banks, Bryan Cranston y Laureen Graham, además de los cameos de figuras de viejos episodios en una suerte de réplica inversa del final de Seinfeld. Como en aquella serie, distintas líneas confluyen al cierre de cada capítulo, un procedimiento en el que a veces se extraña la pericia de antaño.

Con inusual velocidad, ya se anunció una décima temporada. A juzgar por acontecimientos recientes (será interesante ver cómo David lidia con ellos), el mundo ―tal como rezaba la campaña gráfica de hace unos meses― ahora necesita a Larry más que nunca.

 

Curb Your Enthusiasm (novena temporada), argumentos de Larry David y otros, HBO, 10 episodios, 2017.

11 Ene, 2018
  • 0

    Anima

    Paul Thomas Anderson

    Paulo Andreas Lorca
    11 Jul

    Hay una luz al final del túnel, y es un tren en marcha. Así se indica el arranque de Anima, el autodenominado one-reeler —particular...

  • 0

    Dobles vidas

    Olivier Assayas

    Federico Romani
    4 Jul

    El cine de Olivier Assayas tiene una cualidad única, la de ser melancólicamente contemporáneo. Su presente es una especie de réquiem o lamento por el futuro que...

  • 0

    Chernobyl

    Craig Mazin

    Javier Mattio
    4 Jul

    La mayor pesadilla de Homero Simpson se vuelve drama verídico de habla estadounidense y escenario soviético en Chernobyl, miniserie de Craig Mazin para HBO....

  • Send this to friend