Inicio » TEORÍA Y ENSAYO » El mundo entero como lugar extraño

El mundo entero como lugar extraño

Néstor García Canclini

TEORÍA Y ENSAYO

¿Será cierto, por ejemplo, que se lee cada vez menos? ¿Son útiles para responder esa pregunta las encuestas que exploran cuántos libros leyó en el último año un conjunto representativo de personas? ¿La cultura digital no ha incrementado el tiempo de lectura y escritura? ¿Puede sostenerse todavía la hipótesis que ve la historia de la cultura como sustitución de unas tecnologías por otras? ¿Cómo pueden estudiarse las conexiones entre todos los dispositivos, su coexistencia? El nuevo libro de Néstor García Canclini es un libro de interrogantes. La cuestión se explicita desde un comienzo: el cambio que se ha dado en las ciencias sociales en las últimas décadas se deja explicar menos por las respuestas encontradas a los problemas planteados que por la reformulación, o la necesidad de reformulación, de las preguntas. “Para un mundo que muta con más velocidad que cuando aparecieron la imprenta, el cine o la televisión es inservible la idea del científico como un taquígrafo que toma nota de si se cumplen o transgreden las leyes imaginadas de ‘lo social’”.

El mundo entero como lugar extraño no es un texto clásico de antropología o crítica cultural. Acaso ninguno de los últimos libros de García Canclini lo sea, pero este se distingue por su intención de abjurar en todo momento de “cualquier tono magistral” (por ejemplo, borroneando o directamente eludiendo las “precisiones académicas”). Tal vez no esté mal describirlo como su texto más metacientífico: un profesor, un antropólogo, un filósofo de la cultura se interroga por el modo más productivo de realizar su propia labor de cara a un “tiempo de las estructuras que no funcionan pero aún no se han ido, ni parece que se vayan a ir”. Por supuesto, el género más adecuado para tal objetivo es el ensayo, cuyo modo de presentar el saber mantiene siempre la apertura, la duda, y es así como caracteriza buena parte de los párrafos que componen el libro. Pero no sería apropiado describirlo como un conjunto de ensayos: El mundo entero… es principalmente un libro de diálogos, interrumpidos por fragmentos narrativos. Con más detalle: es un libro de diálogos en los que no es totalmente claro —y eso es interesante— quiénes hablan (a veces parece evidente que se trata de la reelaboración de entrevistas, a veces parece ser García Canclini discutiendo con García Canclini), conversaciones interrumpidas por pasajes narrativos que siguen el proceso que atraviesa un joven académico en busca de su doctorado y que mantienen una tensión irresoluble entre el campo ficcional y el ficcionado.

La extranjería (las “extranjerías no territoriales”) como figura conceptual para reflexionar acerca de los “dislocamientos contemporáneos”, la sociedad como “laberinto de estrategias”, la fecundidad de construir espacios entre-disciplinas o la “estética de lo inminente” como clave del arte contemporáneo podrían mencionarse entre sus tópicos fundamentales, pero tal vez no dieran justa cuenta de lo que el lector tendrá entre manos: el libro entero como lugar extraño.

 

Néstor García Canclini, El mundo entero como lugar extraño, Gedisa, 2014, 144 págs.

18 Dic, 2014
  • 0

    Sobre la libertad

    Maggie Nelson

    Renata Prati
    18 Abr

    Leer es una práctica de libertad ―o eso querríamos creer―, pero también es una experiencia de sometimiento. Implica abandonarse en cierta medida, para bien o para mal,...

  • 0

    Notas de paso

    Federico Monjeau

    Carlos Surghi
    4 Abr

    Variedad y continuidad, como los acordes de cualquier composición, hacen a este libro de Federico Monjeau. Variedad, porque no sólo de música clásica y contemporánea están hechas...

  • 0

    Pero aun así

    María Moreno

    Andrés Tejada Gómez
    21 Mar

    Hace años, Enrique Symns glosaba la paranoica teoría de Burroughs sobre el lenguaje como sistema virósico: “Los virus orales no son por hablar, son por escribir y...

  • Send this to friend