Inicio » TEORÍA Y ENSAYO » Por una agenda progresista para el sistema penal

Por una agenda progresista para el sistema penal

Fernando Gauna Alsina (coord.)

TEORÍA Y ENSAYO

La Asociación Pensamiento Penal (APP), organización no gubernamental sin fines de lucro integrada por diversos agentes del sistema judicial (jueces, fiscales, defensores, profesores y estudiantes de derecho), ofrece en Por una agenda progresista para el sistema penal los resultados de un proyecto colectivo, una propuesta en pos de la búsqueda de un sistema penal menos violento, que se adecue a los estándares constitucionales y de los derechos humanos. Sus veinte artículos se agrupan en cinco partes. La primera concierne a los derechos de las personas privadas de su libertad, más específicamente, a su derecho al acceso a medios de comunicación que les permitan un contacto con el mundo exterior (como teléfonos celulares e internet), a su derecho a trabajar, a votar, a recibir un trato digno, a no estar sometidos a condiciones de hacinamiento. Como analizan los autores, muchas veces estos derechos —que deberían estar asegurados, ya que los ciudadanos encarcelados conservan todas sus garantías constitucionales y sólo pierden su libertad de locomoción—, pasan a convertirse en beneficios que hay que obtener sobre la base de la obediencia al personal del Servicio Penitenciario. La segunda parte trata sobre el derecho a la libertad personal y observa cómo se ve afectado por las detenciones sin orden ni control judicial, o por averiguación de identidad —una práctica de carácter inconstitucional ejercida por las fuerzas de seguridad—, así como también por la prisión preventiva, que alcanza a la mitad de la población privada de su libertad. En tercer lugar se abordan algunas prácticas en el ámbito público de administración de justicia, como el lugar que ha adoptado el Poder Judicial frente a los casos de abortos no punibles, y algunas reformas pendientes, entre ellas la del Consejo de la Magistratura. La cuarta parte se ocupa del derecho contravencional, de gran impacto sobre los individuos más vulnerables, los sumergidos, y que ha sido históricamente un campo propicio para la arbitrariedad policial. La quinta y última agrupa una serie de artículos que buscan reflexionar sobre los niños y jóvenes, la franja de la población que ha sido el principal objeto de propuestas que consideran la reducción en la edad de punibilidad como una solución mágica para los problemas de “inseguridad”.

En sus diez años de trayectoria, la Asociación ha acompañado la elaboración de sus propuestas en torno a estas temáticas con numerosos comunicados, pronunciamientos y amicus curiae.  Son intervenciones sumamente necesarias porque, como deja claro este conjunto de artículos, para reformar cabalmente el sistema penal no basta con modificar las leyes, sino que se debe transformar la cultura del sistema judicial institucional (los operadores jurídicos, las instituciones de encierro, sus administradores). Sólo así se logrará materializar una agenda progresista que ponga en cuestión el funcionamiento de un sistema penal que impone dolor a quien lo ha causado, que busca resolver la violencia ejerciendo más violencia. Es para celebrar que una organización tan coherente con sus principios realice esta contribución en pos de resguardar nuestras garantías.

 

Fernando Gauna Alsina (coord.), Por una agenda progresista para el sistema penal. Una propuesta de la Asociación Pensamiento Penal, Siglo XXI, 2014, 304 págs.

22 Ene, 2015
  • 0

    Futuros menores

    Luz Horne

    Paola Cortes-Rocca
    23 Jun

    Siempre hay una luz al final del túnel. La frase hecha nos dice que la esperanza y el futuro están asociados a la luz y que, para...

  • 0

    Zona de promesas

    Florencia Angilletta

    María Vicens
    16 Jun

    Leer el presente es una operación tan intrincada y ambiciosa como saciar la sed tomando agua con las manos: se trata de captar todo lo posible, lo...

  • 0

    Los límites de mi lenguaje

    Eva Meijer

    Nicolás Scheines
    9 Jun

    “Luego de una depresión, la probabilidad de una segunda es más alta que la media; luego de dos depresiones tienes más probabilidades de deprimirte que de no...

  • Send this to friend