Inicio » MÚSICA » Egberto Gismonti, Carlos Aguirre Trío y Hugo Fattoruso en el Teatro Coliseo

Egberto Gismonti, Carlos Aguirre Trío y Hugo Fattoruso en el Teatro Coliseo

MÚSICA

El festival Mestiza Música —cuatro noches de abril en el Teatro Coliseo— ofrecía, ya desde los papeles, figuras que podían ser complementarias entre sí. La fecha que nos ocupa, la de Egberto Gismonti, Carlos Aguirre y Hugo Fattoruso, presentó a tres músicos que poseen, en mayor o menor medida, estudios formales que saben ponen al servicio de músicas populares.

Hugo Fattoruso tiene una ventaja que nunca tuvo alguien como Joe Zawinul: su relación desde pequeño y desde la calle con el candombe, el tango, la milonga o la canción brasileña. Trabaja con ellos a partir de una mezcla de tradición e instinto sedimentada con distintos procedimientos tomados de estudios formales de piano y potenciada con las libertades del jazz.

Lo más sorpresivo de su repertorio de piano y ocasional voz fue una lectura instrumental de una de las obras más cerebrales y a la vez instintivas que alguna vez le tocó grabar: “La casa grande”, de Eduardo Mateo; una canción cuya armonía lo descolocó en el momento en que Mateo se la presentó en el estudio de grabación, a punto tal que Hugo se declaró incapaz de volver a aprender a tocar lo que había grabado.

Carlos Aguirre estrenó trío y material nuevo, y su piano fue complementado por el contrabajo de Fernando Silva y la batería de Luciano Cuviello, más la eventual participación como invitado de Juan Pablo di Leone en flauta. En este caso, el set fue instrumental, y los elementos litoraleños de su música se dejaron llevar y extender en cuatro composiciones con un formato que le pidió prestado al jazz el formato de trío y las estrategias improvisatorias. Fattoruso subió para cantar y tocar melódica en la canción “Brisas”.

Un recurso que da buenos frutos tanto a Aguirre como a Fattoruso y Gismonti es el uso del ostinato. En el caso del entrerriano, apareció en un par de composiciones, entre ellas una con el título de trabajo de “Kalimba”, inspirada en este instrumento de origen africano que había adquirido hacía poco en Plaza Francia. Ideal para el ostinato, la sonoridad de la kalimba fue una de las referencias del planteo sonoro que Miles Davis quiso llevar a cabo en Kind of Blue.

“Los títulos de cada pieza, denle los títulos que quieran” (sic), dijo Egberto Gismonti en su españolgués cuando ya tenía al público en el bolsillo. El músico nacido en Carmo, Río de Janeiro, es metódico y a la vez descontracturado, y como es usual, alternó entre las guitarras —una de diez cuerdas de nylon y otra acústica de doce— y el piano, al que dedicó la segunda mitad de la presentación.

El Gismonti pianista tiene una técnica más pulida que el Gismonti guitarrista, que está al servicio de su imaginación como compositor, aprovechando la paleta de recursos tímbricos, armónicos y melódicos que le ofrecen las cuerdas extras, como un drone con más notas, además de técnicas extendidas, como tocar por encima del clavijero.

La mayor parte de la profusa obra de Gismonti está lejos de lo que se entiende por “música popular brasileña”. Aun así, está anclada en un profundo conocimiento de distintas expresiones folclóricas de su país y, al igual que en el caso de Astor Piazzolla (con quien compartió maestra, Nadia Boulanguer, quien les dio a ambos el mismo mensaje: “hagan lo suyo con lo suyo”), cuando su música incluye lo popular, por lo general es importando la academia hacia ese campo y no al revés. Por más complejo que pueda llegar a resultar, no hay híbrido ni laboratorio en Gismonti, y eso explica la recepción que tiene en Argentina desde hace más de treinta años.

La noche cerró con la reunión de todos los músicos, a excepción —lamentablemente— de Fattoruso; con Gismonti y Aguirre ocupando sendos pianos y recordándonos cuánto se puede sacar de estos encuentros en el caso de que, con una correspondiente inversión en ensayos, se decida hacerlos trascender el espacio de un bis.

 

Egberto Gismonti, Carlos Aguirre Trío y Hugo Fattoruso, Festival Mestiza Música, Teatro Coliseo, Buenos Aires, 24 de abril de 2015.

21 May, 2015
  • 0

    Buchla Gtr

    Alan Courtis

    Eric Olsen
    13 Jun

    Con más de cien discos y cuatrocientas colaboraciones editadas a lo largo de quince años, Alan Courtis (Buenos Aires, 1972) es lo que se denomina un músico...

  • 0

    Kenny Barron y Ron Carter en el Teatro Coliseo

    Sergio Pujol
    23 May

    La ausencia a último momento del saxofonista Teco Cardozo en el set de Kenny Barron y la persistencia de Ron Carter en reiterar el formato con el...

  • 0

    Spring Quartet en la Universidad de Cornell

    Marcelo Cohen
    2 May

    Incluso en un mundo lleno de grupos musicales sin centro nacional ni estilístico, el Spring Quartet tiene su peculiaridad. Presentémoslo: Jack DeJohnette nació en Chicago en 1942;...

  • Send this to friend