Inicio » MÚSICA » Raw Silk Uncut Wood

Raw Silk Uncut Wood

Laurel Halo

MÚSICA

En los últimos tres años hubo una proliferación de artistas norteamericanos como Yves Tumor, Dedekind Cut, Lotic y Actress, que escapan a todo tipo de clasificación más allá de la etiqueta abstracta de “experimental”. Lo que diferencia a esta camada de músicos de las anteriores es que ellos plantean su identidad musical como un proceso no lineal. Sus discografías están marcadas por una búsqueda plena de contradicciones y obsesiones cambiantes, y logran que cada disco resista una comparación con el previo. Con la salida de su último álbum, la productora/compositora Laurel Halo (Michigan, 1986) se suma a esta generación de artistas. En Raw Silk Uncut Wood, Halo abandona el estilo que había marcado un precedente en Quarantine (Hyperdub, 2012) y en el más reciente Dust (Hyperdub, 2017). Raw Silk es un disco instrumental más cercano al ambient, lejos de los experimentos disonantes y melodías pop de sus trabajos anteriores. La tensión que se había vuelto característica en el sonido de Halo ahora encuentra algo parecido a una liberación.

El título y la influencia principal del disco fueron tomados de un pasaje del Tao Te Ching: “Know the raw silk. Hold the uncut wood. Need little. Want less. Forget the rules. Be untroubled”. (Literalmente: “Conoce la seda cruda.  Sujeta la madera sin tallar. Ten pocas necesidades. Desea menos. Olvida las reglas. No te inquietes”. Aunque para los comentaristas hispanoparlantes seda cruda es símbolo de simplicidad y madera sin tallar, de pureza o naturaleza primordial. De modo que una traducción posible es: “Conoce lo simple. Retén lo puro. Sin codicia. Sin agitación”).  Halo parece usar estos versos como un set de instrucciones, una guía para aplicar un acercamiento minimalista (o esencialista, más bien) a su sonido. La apertura, que lleva el mismo título que el disco, es una pieza ambient de diez minutos con la base de un teclado cálido y lento, en unísono con los cellos de Oliver Coates (su último disco junto a Mica Levi también dialoga con la música experimental). Le sigue “Mercury”, un número de jazz a piano y batería que nunca termina de armarse y al final se resuelve en la dispersión. El track final, “Nahbarkeit”, también es una colaboración con Coates que alcanza un cierre más emotivo, de sintetizadores estirados y collages de percusiones.

Otros momentos del disco, como “Quietude” y “Supine”, resultan experimentaciones más activas y menos contemplativas. Se lee en ellas la obsesión de Halo por las texturas, las percusiones y la atonalidad. Antecedentes de estas búsquedas abundan en su discografía, pero los más precisos pueden trazarse en su soundtrack para el documental Possessed (Metahaven, 2018); y en la sesión de improvisación en que Halo participó junto a Daniel Lopatin (Oneohtrix Point Never), James Ferraro, David Borden y Sam Godin en 2011.

Raw Silk Uncut Wood puede verse como un punto de inflexión o una reinvención, pero no como una resolución definitiva. Incluso en los momentos más calmos del disco, se escucha la inquietud de Halo por entender cuáles son los límites de esta nueva identidad. Por más que haya encontrado una paz en el sonido ambient, Halo y los artistas de su generación entienden que cada nueva encarnación elegida ofrece espacios para explorar. Entonces se trata de agotarlos y de buscar nuevos.

 

Laurel Halo, Raw Silk Uncut Wood, Latency Recordings, 2018.

20 Sep, 2018
  • 0

    Astrosuka

    Astrosuka

    Eric Olsen
    6 Dic

    Los teóricos del posthumanismo imaginaron un futuro en el que los humanos se volverían intérpretes de las máquinas. El filósofo francés Gilbert Simondon escribió...

  • 0

    Celebrating David Bowie en Museum

    Pablo S. Alonso
    15 Nov

    Es esperable y hasta lógico que tras la muerte de un músico importante sus colaboradores finalicen un disco inconcluso, mezclen grabaciones en vivo o monten un concierto...

  • 0

    Egypt Station

    Paul McCartney

    Abel Gilbert
    30 Oct

    En setiembre de 1971, y en pleno idilio con la New Left, John Lennon y Yoko Ono reciben en su nueva vivienda neoyorquina a un grupo de...

  • Send this to friend