Inicio » MÚSICA » Remain Calm
MÚSICA

Mica Levi y Oliver Coates son un dúo incidental de músicos con formación clásica. Por separado, el trabajo de Coates es más reconocido por su lado pop y su colaboración como cellista en el último disco de Radiohead; en cambio, Levi terminó 2016, el año más exitoso de su ascendente carrera, con la nominación al Oscar de su banda sonora en Jackie, la biopic de Jackie Kennedy. Sus caminos se cruzaron en las minimalistas y aterradoras composiciones de Levi para Under the Skin, film de Jonathan Glazer. Su primer disco juntos, Remain Calm, no maneja los mismos niveles de tensión que la película de Glazer, y se siente más como un juego práctico entre ambos artistas. El divertimento está en el choque entre la formación académica del dúo y sus ganas de experimentar sin ataduras; entre desarrollar sus ambiciones compositivas y querer rebelarse contra la etiqueta de “música contemporánea”. Pero el uso de la repetición, el desdoblamiento tímbrico de sus instrumentos y la búsqueda exhaustiva de armonías hacen de su disco una obra con lo mejor de ambos mundos.

Remain Calm es un trabajo muy disperso que no sigue mayor narrativa que el brusco intercambio de samples en loop y las graves cuerdas de Coates. En ningún momento se escucha algo cercano a la cursilería pop de Levi y su banda Micachu & The Shapes. La estructura libre del disco lo hace sentir un trabajo urgente, un experimento por momentos caprichoso pero siempre atrapante. El equilibro de ser tanto un bicho de estudio como un hijo del escenario está en constante tensión: de un lado de la cuerda se encuentran improvisaciones grabadas en vivo y del otro, una paciente destreza en la edición y producción.

Un similar juego entre dos partes es la química entre Levi y Coates, un lento duelo de espadas. Ambos filos se turnan armoniosamente entre atacar y retroceder en defensiva. I’ll Keep Going se sostiene en un sample vocal en loop, y las cuerdas de Coates buscan apegarse a ese ritmo acentuando finales y marcando una melodía de una manera tan persistente que de a poco es el loop el que parece adaptarse a lo que él está tocando. De la misma manera Barok Main, la pieza central del disco, domina un fluido intercambio de detalles electrónicos y pesadas cuerdas de madera y metal. En el medio se encuentran relaciones más frías, como Dragon in the Mist o la perfectamente titulada Fight in the Men’s Toilets, rememorante de los momentos más agresivos del Xen de Arca. El hermoso final de Mob of Waters llega para rescatar una sensibilidad orquestral unida a un minimalista uso de samples.

En Remain Calm, Levi y Coates sostienen entre sus manos el pesado jarrón de porcelana de su bagaje académico y lo estrellan contra el piso. Cuando se arrodilan ante el desastre y se ponen a inspeccionar los restos, encuentran que el bagaje fragmentado en pequeñas piezas tiene una delicadeza atractiva. Remain Calm bien puede ser una reconstrucción con los aspectos más intrigantes de cada una de estas piezas separadas de su contexto. En la foto de un graffiti sobre vidrio que hace de arte de tapa o el hipnotizante video de Barok Main, el dúo demuestra esta fascinación por la descontextualización que genera el detalle. Entre las ruinas del idealismo, Levi y Coates crean sus propios nuevos objetos de admiración.

Mica Levi y Oliver Coates, Remain Calm, Slip, 2016.

9 Mar, 2017
  • 0

    Autoras argentinas: episodios 1 y 2

    Agustín J. Valle
    15 Abr

    Ocurrió semanas atrás, pero sus ecos reclaman ser pensados. Sesenta mujeres y disidencias argentinxs ofrecieron durante la primera semana de marzo un repertorio de canciones compuestas y...

  • 0

    Por qué escuchamos a David Bowie

    Juan Rapacioli

    Mario Arteca
    4 Mar

    En una de las tantas alusiones a la extensa obra de David Bowie, Juan Rapacioli se refiere a una en especial, Let’s Dance, señalando que en ella...

  • 0

    Lost & Found

    Guillermo Bazzola Quinteto

    Diego Fischerman
    25 Feb

    La fotografía podría funcionar como metáfora. Es, de las artes, aquella donde el objeto está más presente. Hasta podría pensarse que no hay otra cosa que...

  • Send this to friend