Inicio » TEORÍA Y ENSAYO » Traiciones de Walter Benjamin

Traiciones de Walter Benjamin

Miguel Valderrama

TEORÍA Y ENSAYO

Frondosos aparatos de notas, nutridos apéndices, minuciosos estudios preliminares y polémicas más o menos resonadas dan testimonio de la delicada tarea que, con desigual fortuna, acometen traductores y comentaristas de la inmensa obra benjaminiana. Miguel Valderrama elije un pasaje especialmente complicado de La tarea del traductor (escrito con el que Benjamin presentó su propia versión en alemán de los Tableaux parisiens de Baudelaire) como hilo conductor de Traiciones de Walter Benjamin, pequeña y valiosa historia de las traducciones y comentarios de Benjamin al castellano, recientemente coeditada en Buenos Aires por los sellos Palinodia y La Cebra.

Bajo el signo de un monolingüismo sin reservas —así nos lo advierte el autor—, este luminoso ensayo ofrece una paciente consideración de los distintos modos de entender el vínculo entre historia y vida, lenguaje y mortificación, tradición y traición, duelo y melancolía, sobrenominación y pérdida. Este conjunto de motivos —presentes en el cuarto párrafo de La tarea del traductor— será desplegado por el historiador chileno a lo largo de un interesante y original recorrido que acierta a poner en foco la compleja trama de decisiones de lectura y escritura que enlazan la traducción a un concepto de lengua y de historia. Este triple campo de problemas, cuyo trazado busca “hacer legible un trabajo de traducción que en su ejercicio no puede sino interrogar la lengua en la que se traduce”, se organiza en el libro a partir de la diferencia (y el diferendo) que las voces castellanas supervivencia y sobrevivencia (ambas invocadas en relación con los términos alemanes Überleben y Fortleben) introducen en la interpretación de las distintas versiones castellanas del célebre texto de Benjamin.

A partir de un contrapunto entre los trabajos de los chilenos Pablo Oyarzún y Andrés Claro —quienes, en sus traducciones, toman a su cargo tensiones sintomáticamente ausentes del resto de las versiones castellanas del texto de Benjamin— y de una reconstrucción atenta a la serie de remisiones y filiaciones que configuran una “escena chilena” de lecturas del filósofo alemán, Valderrama introduce, además, bajo el prisma del concepto de traducción que dibujan estas lecturas, una reflexión sobre una condición temporal cuya insistencia en el prefijo post testimonia, en sus términos, la condición sincategoremática de las representaciones del presente.

Para decirlo en pocas palabras: el trabajo de Valderrama consigue confrontarnos, en cada una de sus preguntas e inflexiones, con la dimensión de incomodidad y extrañeza que preside toda experiencia del lenguaje. En suma, con la ajenidad constitutiva de la lengua materna en tanto lengua impropia. Esta impropiedad alude tanto al hecho de que se habla siempre más de una lengua, como al de que la lengua que se habla o en la que se traduce —la lengua que llamamos propia— se sustrae por principio a toda semántica de la posesión. De ahí que el paso de una lengua a otra, pasaje en abismo que escinde de sí a la propia lengua, no pueda menos que hacer resonar las insoslayables preguntas de Patricio Marchant que transcribe Valderrama: “¿En qué lengua hablamos nosotros?”. “¿Cuál es la lengua, quiénes ‘somos’ ‘nosotros’ cuando decimos ‘nosotros’?”. Sin duda este ensayo tiene, entre otros, el mérito de hacer que los interrogantes retornen transfigurados después de la lectura.

 

Miguel Valderrama, Traiciones de Walter Benjamin, Palinodia – La Cebra, 2015, 112 págs.

3 Dic, 2015
  • 0

    Perros

    Mark Alizart

    Evelyn Galiazo
    19 Mar

    Adoptar un perro puede ser una experiencia transformadora. Aunque son parte de nuestra vida cotidiana y de nuestro horizonte de sentido, sólo la intimidad con los perros...

  • 0

    La traición progresista

    Alejo Schapire

    Federico Reggiani
    12 Mar

    “Compramos el Página, leemos a Galeano / Cantamos con la Negra, escuchamos Víctor Jara”. Los versos de León Gieco, difícil saber si irónicos o sólo descriptivos, representaron...

  • 0

    El gaucho indómito

    Ezequiel Adamovsky

    Nicolás Scheines
    5 Mar

    En las primeras PC circulaba un videojuego —Where in the World is Carmen Sandiego?— en el que había que perseguir a una ladrona por el mundo. Cuando...

  • Send this to friend