Inicio » OTRAS LITERATURAS » La vegetariana

La vegetariana

Han Kang

OTRAS LITERATURAS

La protagonista de esta novela inquietante y magistral, que ganó el Man Booker International del año pasado, decide dejar de comer carne a causa de las pesadillas que sufre cada noche. Esa decisión incendia el universo familiar, según nos cuentan los tres narradores del libro: el marido, el cuñado y la hermana. Sus voces se suceden en las tres partes de la obra, que dan cuenta de las tres fases de un mismo proceso de metamorfosis kafkiana, que va dejando tras de sí ruinas, cenizas.

Porque con su decisión, la vegetariana inicia un viaje de desposesión y de alejamiento y de dolor. Será cada vez menos animal; estará cada vez más cerca de los árboles y de las plantas. Es decir: será cada vez menos humana; en un duelo que es al mismo tiempo resistencia íntima, reafirmación en el no. Desde el vegetarianismo y el adelgazamiento, en un contexto de violencia masculina múltiple, el relato avanza por tanto hacia otros dos grandes temas de nuestra época. Por un lado, la renuncia a las relaciones sociales, que en Extremo Oriente ha dado lugar a subculturas muy sofisticadas. Por el otro, el reconocimiento respetuoso del reino vegetal, incluso como modelo de vida.

Lo que puede parecer un énfasis en lo nerviosamente contemporáneo, en la novela se percibe en una clave casi atemporal. Es decir, aunque aparezcan anclas históricas (el padre combatió en Vietnam, ella trabaja en la industria del cómic, el cuñado es videoartista), la fábula podría haber estado ubicada en cualquier época. Que sea la nuestra, no obstante, facilita la oportunidad para crear algunas escenas absolutamente memorables, sobre todo vinculadas al arte contemporáneo y las dolencias psiquiátricas de hoy. Todavía tiemblo al recordarlas.

 

Han Kang, La vegetariana, traducción de Sun-me Yoon, Bajo la Luna, 2017, 192 págs.

18 May, 2017
  • 0

    Agujas doradas

    Michael McDowell

    Pablo Martínez Burkett
    14 Oct

    En días en que las mesas de novedades de las librerías multiplican la oferta, uno puede sentirse un poco extraviado. Y entre tanto frenesí de volúmenes, quisiera...

  • 0

    Un amor cualquiera

    Jane Smiley

    Inés Arteta
    7 Oct

    Rachel, contadora estatal de cincuenta y dos años, recibe en su casa durante un fin de semana a tres de sus cinco hijos. Celebran el regreso de...

  • 0

    Nuevas impresiones de África

    Raymond Roussel

    Juan F. Comperatore
    7 Oct

    En Cómo escribí algunos libros míos, ese mensaje arrojado al mar del reconocimiento póstumo, Raymond Roussel calculaba haber invertido siete años —un promedio de quince horas en...

  • Send this to friend