Inicio » ARTE » Pariente
ARTE

Afueradentro. Al llegar a la Fundación El Mirador el espacio parece cerrado, las cortinas de hierro están bajas y han sido intervenidas con imágenes. Una vez dentro, uno se percata de que las ventanas han sido alteradas para generar un dispositivo mediante el cual funcionan ahora como vitrinas. Las cortinas metálicas que sirven de fondo a estas vitrinas presentan desde la calle ―al ojo atento― pequeños fragmentos de los seres que habitan Pariente, detalles microscópicos, micromundos conformados por crustáceos fracturados, seres híbridos o nuevas animalidades, que se despliegan como en un diorama. En la misma sala, una columna se erige en el centro, sin necesidad aparente de sostener nada, o quizás de sostener el piso. Otras relaciones emparentadas están presentes en este espacio: desde un berberecho (su interior) como extensión de una grifería plástica ―junto a la puerta que da lugar al subsuelo― y un huevo de avestruz y patas de muebles readaptados, apoyados entre un vidrio delicado y el piso. Son como cuerpos simbióticos sin vida que toman el lugar de manera por ahora silenciosa.

 

Sensorium. En el subsuelo, la propuesta de Padilla implica descalzarse. Una de las primeras partes de nuestros cuerpos involucrada en la visita a una exposición, pese a lo que imaginamos, es la planta de los pies. Padilla nos propone empezar el recorrido de esta sala por el conocimiento que los pies descalzos nos pueden aportar sobre una superficie artificial que copia tramas orgánicas. Propone una cartografía pedestre sensorial. El vínculo con cada obra (las obras son, a su vez, seres) no es mediada por la razón consciente, sino que aflora desde sensorialidades mayormente relegadas. ¿Qué información te ofrece el piso sobre tu forma de estar? Padilla explora con materialidades evocativas, generando formas de vida posibles. El ejercicio de atención que propone no refiere sólo al vínculo con lo humano, se da también en la selección de elementos que se articulan de manera orgánica. Las piezas están en una relación sensual entre cuerpos de obra y los miembros que los componen. La sensorialidad es lo que hace a lo específico de cada cuerpo porque configura su mundo.

 

Parentescos raros. Los performers (Carolina Pedemonte y Nicolás Said, a cargo de las activaciones de la muestra) parecen provenir de comunidades del compost, en congregación con otros cuerpos, incluso al recuperar la arcilla colorada de los huevos de avestruz escondidos, como diálogo con la obra instalada arriba. Julia Padilla propone relaciones de parentesco nuevas, pero no de filiación. Parentesco lateral, sin jerarquías. Un eslogan de Donna Haraway, “generen parentescos raros multiespecie”. Los elementos se articulan en un escenario de la-vida-sin-nosotros, quizás futura, quizás paralela. Múltiples seres se presentifican. Invitan a conocer a través del tacto, proponen formas de relación pre-existentes e inventivas entre cada material con el que Padilla cría. Digo cría y no crea ―aunque debería de ser pare por su parentesco―, porque sus trabajos van creciendo y cobrando distintas características, se metamorfosean. Quizás debamos realizar un repertorio taxonómico de estos bichos para entender cómo habitan estos cuerpos futuros y qué mundo de relaciones comprende cada uno de ellos. Los parentescos se forman de manera intuitiva, afectiva. Todo nos invita a entrar en una película de ciencia ficción donde humanos conviven con no humanos hacedores. Por ejemplo, tejidos que son un escorpión o un alien, elementos parasitológicos en caños antiguos y, por sobre todo, seres en relación de intercambio.

Pariente podría ser pensada como una puesta en cuerpo de relaciones simbióticas nuevas en mundos más que humanos, descartando radicalmente el imperativo moderno de clasificación que separó los vínculos entre especies interdependientes.

  

Julia Padilla, Pariente, instalación site-specific, curaduría de Laura Ojeda Bär, Fundación El Mirador, Buenos Aires, 26 de marzo – 8 de mayo de 2021.

6 May, 2021
  • 0

    Imágenes liberadas

    Marcelo Pombo

    Rodrigo Barcos
    17 Jun

    Hubo un tiempo, no hace tanto, en que los celulares no existían y gran parte de los encuentros callejeros estaban signados por el azar. Las redes sociales...

  • 0

    Intervalo de confianza

    Mercedes Irisarri

    Jesu Antuña
    10 Jun

    La fantasmagoría fue uno de los conceptos clave de Walter Benjamin. Con él propuso una interpretación sobre los desarrollos capitalistas e industriales que se estaban produciendo en...

  • 0

    Alberto Greco ¡Qué grande sos!

    Alberto Greco

    Isabela Di Lorenzo / Irene Gelfman
    3 Jun

    La última exposición que presentó el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires antes del nuevo cierre de las instituciones culturales en la Argentina fue Alberto Greco...

  • Send this to friend