Inicio » LITERATURA ARGENTINA » Un billete de mil australes encontrado en un libro de Carl Sagan

Un billete de mil australes encontrado en un libro de Carl Sagan

Fernanda Mugica

LITERATURA ARGENTINA

Podríamos, como plantea Boris Groys, pensar la vida humana como un largo diálogo con el mundo. En esta conversación, regulada a partir de la forma en la que definimos cuáles son las preguntas que podemos hacerle al mundo, y que el mundo puede hacernos, se determina, en cierta forma, nuestra manera de reflexionar sobre el lenguaje y sus posibilidades de organizar la experiencia de una vida. El libro de Fernanda Mugica Un billete de mil australes encontrados en un libro de Carl Sagan, que obtuvo una mención especial en el Concurso Nacional de Poesía de la editorial rosarina EMR en 2017, invita, de forma similar, a dialogar con el mundo y la experiencia de lo vital. En él fluye y confluye una poética que reflexiona sobre la percepción, lo cotidiano, el pensamiento, los afectos y el impacto de las nuevas tecnologías en la construcción de lo colectivo.

De esta forma, y en este diálogo que se plantea con el mundo, la convertibilidad y el cosmos, la lógica de las ciudades balnearias, las heladerías, los hombres rana, la enfermedad, las fobias y las tormentas de nieve, se suceden una serie de poemas que avanzan de forma fluida, con un ritmo, tono y registro que remite al de una larga conversación que es, por una parte, una forma de dialogar e interpelar voces e ideas ajenas (“—¿no es raro —decías— que estemos siempre acá / y al borde del planeta?— / empujamos bastante para hacernos lugar”) pero, a su vez, una manera de darle cuerpo y materia al propio ir y venir de la conciencia y fluir del pensamiento: “a veces me pregunto si mi cabeza entiende / por qué me mira a los ojos / cuando me paro frente al espejo / si mirar a los ojos es algo cultural / o compartimos / un lenguaje que ninguna / de las dos elige”.  Así, los poemas avanzan condensando, verso a verso, una trama que se va tejiendo con otros, otras voces interlocutoras, recuerdos, reproches y, por momentos, animales, plantas o piedras que también dicen y piensan un universo particular: “lo dije en otro ritmo como las piedras que / constituyen otra dimensión / si se las mira con paciencia”. 

Por otra parte, los poemas de Mugica son también una manera de detenerse en el presente y, en cierta forma, en lo efímero. Una especie de sentido que se suspende para dar cuenta del misterio que esconde el cosmos de lo cotidiano. Ya sea para reparar en el diálogo de una familia en una heladería cerquita del mar (“los de la mesa / de al lado discutían / ‘antes Capurro estaba en otra parte’ / el cuadro daba risa / ellos no entendían pero miraban / en ningún momentos nos acordamos / que enfrente estaba el mar”), en el tejido de una mujer que espera su muerte o en un chico que va al mercado en bicicleta. Recuerdan, de alguna forma, a las Meditaciones en una emergencia de Frank O’Hara, justamente en esa construcción de una poética de lo cotidiano, del gusto personal y de las referencias a lo pop (sobre las que también podría leerse un diálogo ahí, entre el poema “La belleza de la Coca-Cola” y “Tomar una Coca con vos” de O’Hara).

Por último, podemos volver a Groys y a su planteo sobre un arte que no predice el futuro pero demuestra, en cambio, el carácter transitorio del presente y abre un camino a lo nuevo. Así, en un presente que nos lleva aceleradamente hacia adelante, en constante emergencia, es siempre bienvenida una conversación, una meditación con el mundo, sus preguntas y misterios: “un billete de mil australes encontrado en un libro de carl sagan / en realidad ya estamos muertos / pero nos parece que brillamos / como esas estrellas que dejaron de existir hace miles de años”.

 

Fernanda Mugica, Un billete de mil australes encontrado en un libro de Carl Sagan, EMR, 2018, 36 págs.

31 Oct, 2019
  • 0

    Era tan oscuro el monte

    Natalia Rodríguez Simón

    Nicolás Scheines
    7 Nov

    En Era tan oscuro el monte, la primera novela publicada de Natalia Rodríguez Simón, se narra la historia de una inmigrante sin nombre ni procedencia clara y...

  • 0

    Cometierra

    Dolores Reyes

    Gerardo Tipitto
    10 Oct

    En Un desierto para la nación (2010), dice Fermín Rodríguez que mientras Echeverría llenaba de lirismo y grandiosidad “la campaña” y presentaba La cautiva (1837), imaginaba a...

  • 0

    Tarda en apagarse

    Silvina Giaganti

    Diego L. García
    3 Oct

    Que un libro de poesía venda tantos ejemplares (más de tres mil) en estos tiempos es un fenómeno para pensar: ¿qué nuevos vínculos con los discursos menos...

  • Send this to friend