Los Modlin

Paco Gómez

LITERATURA IBEROAMERICANA

En 2003, el fotógrafo y coleccionista de rarezas Paco Gómez recibió un aviso: en un basurero de la calle del Pez del madrileño barrio de Malasaña alguien había desechado un enorme archivo fotográfico, epistolar y plástico. Cuando Gómez llegó al basurero, algunos curiosos ya se habían apropiado de parte del material; sin embargo, consiguió suficiente para llenar un par de cajas de archivo a las que acudía de vez en cuando sin poder explicarse la naturaleza del contenido. Podía sacar en claro que las fotos pertenecían a una familia de padre, madre e hijo, pero las extrañas posturas en las que modelaban y el mantón blanco sobre el que aparecían, así como las alusiones ocultistas y referencias a Henry Miller, lo hacían sospechar que los Modlin estaban lejos de ser una familia modélica y normal.

Gómez inició su investigación preguntándole a la camarera del vecino barPalantino si sabía algo de ellos, y para su sorpresa la camarera estaba al tanto de que los Modlin era una familia de exiliados norteamericanos desde hacía tiempo afincados en España, y que Margaret, la madre, era una artista plástica talentosa. A partir de entonces las pistas de los Modlin se multiplicaron: Elmer, el padre, había aparecido como figurante en Rosemary´s Baby de Roman Polanski, Nelson, el hijo, había sido mencionado en un artículo de Javier Marías, y Margaret era un personaje de una novela de Agustín Fernández Mallo. A partir de esas pistas que se revelan casi accidentales, Gómez se embarca en la búsqueda del entramado social que tejieron estos personajes y que culmina en el descubrimiento del archivo artístico de Margaret, una de las últimas surrealistas, quien llevó una vida de reclusa, obsesionada con crear la obra definitiva del Apocalipsis.

En sí misma, la historia de la familia Modlin tiene el atractivo de los empeños mesiánicos que otorgan valor al art brut. Como las vidas de otros norteamericanos que consolidaron sus obras al margen de los circuitos culturales (Daniel Johnston, Henry Darger o Simon Rodia), la de Margaret cumple con las expectativas de valentía e integridad. Lo que distingue el libro de Gómez de los de otros exégetas de artistas marginales es su capacidad para implicarse en su trama. Mientras las cuitas de la vida adulta se interponían en su búsqueda, Gómez se convirtió en un narrador de valía que dio cuenta de la historia que sólo él pudo hilvanar. Más capaz que Margaret de pagar las cuentas con su trabajo, vía crowdfunding subvencionó la edición de Los Modlin, un modelo de biografía destinado a convertirse en referente.

 

Paco Gómez, Los Modlin, Fracaso Books, 2013, 288 págs.

18 Sep, 2014
  • 0

    La noche fenomenal

    Javier Pérez Andújar

    José Ignacio González
    6 Jun

    Si hay algo que tienen en común la escritura de vanguardia, el humor y lo esotérico es el recurso al efecto de lo inesperado: quizá por esa...

  • 0

    Tres maneras de inducir un coma

    Alba Carballal

    José Ignacio González
    23 May

    Aun a pesar de que uno de los protagonistas de esta ópera prima sea literalmente el trasunto travestido de Eduardo Mendoza, no deberíamos reducir Tres maneras de...

  • 0

    La perra

    Pilar Quintana

    Mario Hinojos
    16 May

    «I am I because my little dog knows me», escribió Gertrude Stein en The Geographical History Of America (1937). «Yo soy yo porque mi perrito me re/conoce»:...

  • Send this to friend