Inicio » TEATRO » Mis documentos

Mis documentos

Lola Arias

TEATRO

Cómo recibir lo que se hereda. Qué hacer con los restos, cómo reunirlos, cómo exhumarlos. ¿Cómo hablar con los fantasmas? Alrededor de algunas de estas preguntas giran las puestas, performances, piezas teatrales, que la directora y dramaturga Lola Arias viene desarrollando en este último tiempo (Mi vida después, Melancolía y otras manifestaciones). En el ciclo Mis documentos Arias invita a artistas de diferentes disciplinas, esta vez como curadora de un espectáculo performático en el que propone a los convocados que expongan la escena privada de su trabajo creativo. A disposición de ellos, en el escenario, hay un escritorio, una computadora y una pantalla en la que el público ve la reproducción ampliada del desktop de aquella. “Mis documentos” hace referencia a esa carpeta que viene por default y en donde se guardan archivos de Word: fuentes, borradores, textos acabados. Pero también a las credenciales que testimonian una identidad, una pertenencia, una filiación, un lugar de nacimiento.

En la primera entrega del ciclo 2013, la artista visual Ana Gallardo dispuso sobre el escenario una parte de la colección de gallos decorativos que perteneció a su padre y contra la cual, según relató en su presentación, compitió siempre. Entonces, en Colección de gallos, el escenario se transforma en un ring de box. De un lado, ella, parapetada detrás del escritorio. Del otro, los gallos. Y flotando en el aire, su padre. Un hombre que aparece en pantalla, hablando desde el pasado, como un rey que todavía tiene cosas que decirle a su hija, desde algunos archivos de video que ella guarda en su computadora. Bello, carismático, arrogante, “Gallardo”. Un padre ausente al que la hija convoca, como en una sesión de espiritismo –o de psicoanálisis– para recuperar un vínculo, dar sentido, trabajar –en la obra propia, en el duelo–.

Una vez finalizada la exposición, siguió el turno del escritor y limpiador profesional de piletas Félix Bruzzone. A diferencia de Gallardo, que hilvanó ideas hasta llegar a conformar un boceto de obra, Bruzzone realizó en Campo de Mayo la operación inversa: presentó un texto ya escrito, que leyó mientras ilustraba con imágenes de Google Maps y entrevistas que se reproducían en la pantalla, hasta descomponer su artefacto, como un chico que desarma un reloj para saber cómo funciona. La búsqueda de Bruzzone se repite una y otra vez en cada una de sus obras: cómo ontologizar los restos de sus padres ausentes, desaparecidos durante la última dictadura militar. Pero es precisamente en esa repetición donde opera la diferencia. La historia siempre cambia, como cambia el paisaje cuando un corredor de larga distancia lo atraviesa.

 

Mis documentos. Ciclo 2013, curaduría de Lola Arias: Colección de gallos, de Ana Gallardo, y Campo de Mayo, de Félix Bruzzone, Centro Cultural General San Martín, Buenos Aires.

1 Ago, 2013
  • 0

    Papá Bianco y los Alonso

    Ingrid Pelicori / Irina Alonso

    Vanesa Perelló
    5 May

    Cuando suena la campana para dar sala, una intuye que lo que va a presenciar tiene alguna relación caprichosa con el tiempo. Cuando suena la campana en...

  • 0

    Ensayo de ella

    Alejandra Laera

    Paola Cortés Rocca
    21 Abr

    El ensayo es y ha sido siempre un lugar de experimentación con las palabras y los sonidos, las ideas y los argumentos. Ensayo de ella es un...

  • 0

    El almacén del fin del mundo

    Martín Henderson

    Martina Vidret
    31 Mar

    Dos personas se encuentran a cenar en un restorán. La situación es atípica: el lugar parece un búnker, tiene un solo empleado, una sola mesa. El protocolo...

  • Send this to friend