Inicio » TEATRO » Petróleo
TEATRO

“Muerte al macho”, una de las consignas feministas más fuertes de la actualidad, podría servir como epígrafe de Petróleo, la nueva puesta en escena de Piel de Lava, esa compañía teatral de mujeres —formada en 2003 por Elisa Carricajo, Valeria Correa, Pilar Gamboa y Laura Paredes— que indaga en los procesos colectivos de actuación, dramaturgia y dirección. Luego de su Retrospectiva en el Teatro Sarmiento, la quinta obra del grupo se detiene con gran sentido del humor en la reflexión sobre las construcciones hegemónicas de la masculinidad y sus posibles —y esperables— deconstrucciones.

La obra está ambientada en un yacimiento petrolero en algún lugar remoto de la Patagonia; las actrices encarnan a cuatro jóvenes trabajadores que conviven en un tráiler y extraen el poco petróleo que le queda a un pozo casi seco. Claramente, asistimos a la contracara de la riqueza abundante que provee el imaginario construido alrededor del oro negro —lo precario como signo de época—, en sintonía tal vez con el esplendor también opaco de un relato patriarcal que se revela lleno de huecos y vacíos. La mirada atenta a los estereotipos (una de las investigaciones constantes de Piel de Lava) se despliega en un exquisito trabajo actoral que bucea en las palabras cómplices, en el sobreentendido, en la gestualidad masculina, privilegiando el lenguaje del cuerpo por sobre la comunicación plena de sentido. Petróleo es una pieza que llena de fantasmas y brillos el escenario, que se hace cargo de los miedos y las represiones, y que quiebra cualquier relato esencialista sobre la construcción del género, bajo diversos interrogantes: ¿qué es un hombre? ¿Qué se esconde detrás del “género fuerte” y sus imposiciones sociales? ¿Por qué lo heteronormativo se convirtió en destino manifiesto? ¿Cómo dar cuenta de una sensibilidad libre? ¿Cuándo se definieron los alcances y límites de las identidades masculinas? ¿Cómo enfrentar al otro y lo otro? ¿Qué veo cuando me miro al espejo?

En una de las últimas escenas, donde el vestuario se vuelve un protagonista más, se crean hipótesis imaginarias acerca del fondo del pozo, que van desde fiestas enloquecedoras e interminables, podredumbres y muerte, hasta el contacto cálido con lo que está bien abajo y se vuelve impensable. Ese ir más allá de la superficie es sin dudas la apuesta estético-política de toda la obra que, ni utópica ni distópica, hace del artificio y lo performático —en la tradición del sainete y lo grotesco que actualizó en el siglo XX Copi— las claves de lectura privilegiadas para el momento histórico que estamos viviendo. Es que las chicas de Piel de Lava se travisten y hacen arte con el hit del momento: “el patriarcado se va a caer, se va a caer”.

 

Petróleo, dramaturgia y dirección de Piel de Lava y Laura Fernández, Teatro Sarmiento, Buenos Aires.

23 Ago, 2018
  • 0

    Animal romántico

    Agostina Luz López

    Alfredo Aracil
    8 Nov

    “Escenas para muestras o muestras para escenas”, escuchamos según arranca la función, con el escenario vacío, en la oscuridad. Es la voz de Denise Groesman, protagonista de...

  • 0

    Sagrado bosque de monstruos

    Alejandro Tantanian

    María Fernanda Pinta
    30 Oct

    La pregunta acerca de quién fue Teresa de Cepeda y Ahumada bien podría cambiarse por otra: ¿qué efectos produce Teresa en el teatro? La respuesta, una provocación:...

  • 0

    El escape del gusano

    Silvina Grinberg

    Silvina Duna
    18 Oct

    Las obras de Silvina Grinberg tienen una característica no demasiado habitual en la danza contemporánea porteña: logran en el espectador una mueca en la que se mezcla...

  • Send this to friend