Inicio » ARTE » Pensar todo de nuevo

Pensar todo de nuevo

Varios artistas

ARTE

“Estoy recién dado de alta de coronavirus, mamá acaba de morir y mi hermana que también se contagió la está peleando”, dice un mensaje que recibo a la mañana, como si se tratara de secuelas de una guerra mundial, o de una tormenta de nieve tóxica provocada por una invasión alienígena a la Tierra como la de El eternauta. “Todo esto va a pasar, en menos de un año se termina la pandemia y en dos nos recomponemos y seguimos como siempre”, me dice alguien por teléfono más tarde.

Muchos compartimos el deseo de que se termine la pandemia y volvamos a lo que conocíamos como normalidad. Pero ¿estamos seguros de querer volver por los mismos carriles?

Desde la vidriera de la galería Rolf Art se pueden ver las bocas abiertas de Graciela Sacco, inteligentes “irrupciones urbanas” que surgieron en Rosario. Se trata de la serie Bocanada, boca-nada, realizada en los años noventa durante el gobierno menemista. Mientras la ciudad se enorgullecía de figuras como Alberto Olmedo y Fontanarrosa que brillaban en los espacios mediáticos, Sacco hacía pegatinas en las paredes de la vía pública para señalar personas con necesidades primarias, allí mismo invisibilizadas. Unos pasos más adelante, la figura multiplicada de Silvia Rivas contenida dentro de una pantalla, cercada por el pasado, resistiendo el futuro, explora todas las posibilidades que tiene su cuerpo dentro del soporte. A la derecha, Liliana Maresca posa desnuda y desafiante, recostada sobre fotos de dirigentes de la Argentina y del mundo, claros representantes de la política neoliberal. Corrompe su cuerpo al tiempo que denuncia a estos hombres que abusan de su poder y empobrecen a su pueblo.

Hablamos de la muestra Pensar todo de nuevo, resultado de diez años de investigación de la galería dirigida por Florencia Giordana Braun, articulada en una lectura de la curadora Andrea Giunta, centrada en estrategias conceptuales feministas y enriquecida desde un feminismo repensado.

Al ingresar, sobre la pared izquierda, un video muestra la performance de Joiri Minaya. La artista moja trozos de una estructura blanda que parecen peces en café y azúcar, y se los lleva a la boca forzando los límites de su capacidad. Empuja el último objeto conteniendo las náuseas, limpia la mesa y se retira. Cuestiona los estereotipos de raza, la mirada de un cuerpo femenino del Caribe y la condición de inmigrante.

Unos metros más allá se presenta un registro fotográfico de la artista Dalila Puzzovio, Las cáscaras. Manipula yesos de descarte que obtuvo en el Hospital Italiano de Buenos Aires, presentados como “sujetos de conocimiento” y también como “monumentos”, cuya función es ayudar a reelaborar una situación traumática.

En la segunda sala, Cristina Piffer utiliza el antiguo procedimiento de revelado con colodión húmedo para trabajar con fotografías que Carlos Brunch realizó en 1906. Se trata de mapuches tomados prisioneros durante la avanzada del ejército de Julio Roca, convertidos en botín de guerra, tratados casi como animales, encerrados, separados de sus familias, obligados a trabajar en condiciones extremas.

A la derecha, registros de un obelisco derribado por Marta Minujín, una acción realizada en la Bienal de San Pablo en 1978. Este monumento es un símbolo fálico por excelencia, soporte durante la dictadura militar de la frase “El silencio es salud”.

​Son sólo algunas de las obras que se presentan en el espacio, exploraciones del cuerpo o testimonios de cuerpos privados de la libertad, nuevas lecturas de hechos pasados que nos siguen interpelando.

El covid 19 y sus consecuencias nos ponen en una encrucijada: seguir el mismo rumbo y caer en el abismo, o “pensar todo de nuevo” para encontrar otros caminos posibles para crecer como humanidad.

 

Pensar todo de nuevo, curaduría de Andrea Giunta con la colaboración de María Carolina Baulo, Rolf Art, Buenos Aires, 21 de mayo – 20 de noviembre de 2020.

8 Oct, 2020
  • 0

    Un hambre de palabra

    Magali Lara

    Manuel Quaranta
    25 Abr

    Desde la puerta de ingreso a la exposición de Magali Lara se destaca, por encima de la línea de horizonte, un dibujo que en la primera impresión...

  • 0

    Patrimonio

    Martín Bollati

    Hernán Borisonik
    18 Abr

    ¿De qué se alimenta una inteligencia artificial? En primer lugar, y más que nada, de electricidad y mucho trabajo humano. Una vez garantizado el recurso material, puede...

  • 0

    Supervivencias. A propósito de Arte argentino de los años noventa, de Fabián Lebenglik y Gustavo Bruzzone

    Sol Echevarría
    18 Abr

    La embestida política y económica de los últimos meses contra las instituciones culturales argentinas puso en evidencia que el arte es un territorio en disputa: el intento...

  • Send this to friend