Inicio » TEORÍA Y ENSAYO » Fragmentar el futuro

Fragmentar el futuro

Yuk Hui

TEORÍA Y ENSAYO

Recopilación de artículos publicados entre 2015 y 2019, Fragmentar el futuro. Ensayos sobre tecnodiversidad presenta a un pensador chino en busca de nuevos modos de concebir el estado de situación de las sociedades en que vivimos, modos que nos permitan torcer un devenir que parece firmemente encaminado al desastre. Filósofo e ingeniero informático formado entre Europa y China, Yuk Hui aprovecha ese doble cruce para construir un campo de reflexiones que incorpora grandes filósofos europeos (Hegel, Heidegger, Simondon, Bergson, Agamben, entre muchos otros) y pensadores orientales (Wan Chin, Mou Zongsan, Tetsuro Watsuji, entre no muchos otros), categorías clásicas europeas (ontológicas, epistemológicas) y concepciones orientales (tao, qi, fudo).

El título del libro es preciso: para Hui, si queremos algo diferente de lo que tenemos, el futuro no puede aceptarse universalizado, en particular por la técnica de cuño europeo que ya Heidegger había observado como el gran peligro, la causa del acabamiento de la filosofía. Si la techné griega, cuya esencia poiética fue fuente feliz de un mundo en desarrollo, devino más tarde técnica moderna y convirtió entonces el mundo en un stock de recursos para ser explotados, nuestra labor consiste en la ruptura de la sincronización planetaria a la que parece empujarnos. No podemos aceptar la uniformidad a la que esa técnica nos invita y fragmentar el futuro parece acaso una misión posible. El camino sólo puede partir del reconocimiento de las diferencias de las diversas culturas (“la tecnología no es un universal antropológico; es posibilitada y constreñida por cosmologías particulares”), debe construirse sobre las variadas cosmotécnicas que las caracterizan, sobre una idea de cosmopolítica distinta de la que iguala o pretende igualar cualquier espacio, cualquier tiempo.

Reflexiones sobre la cibernética, la aceleración y la ecología, la cuestión de la recursividad como vía de salida de lógicas lineales y el alcance de la inteligencia artificial orientan lo más interesante de estas páginas. Leerlas en el marco de un discurso conocedor del dispositivo filosófico europeo pero desviado por las categorías de la ingeniería informática y la cultura oriental es, además de revelador, entretenido. Si algo puede “lamentarse” (pero no se puede culpar a Hui por eso), es la sensación de que la comunicación entre estudios orientales y latinoamericanos parece necesitar demasiado aún de los trazados europeos de reflexión. No hay manera de eludir el hecho de que, en su mayoría, las fuentes bibliográficas que alimentan las discusiones de estos artículos y su voluntad de pensar una “filosofía posteuropea” son las más clásicas y las más europeas (valga la mención: Enrique Dussel tiene de todos modos algún espacio aquí, entre algunos otros latinoamericanos).

¿Encontraremos en el futuro un modo de pensar nosotros y de vincularnos con pensadores orientales o de otros lugares del planeta sin que el campo de discusión esté regenteado por la filosofía europea moderna? Por supuesto, no se trata de olvidarla, sino de ubicarla en un lugar distinto. Tal vez en The Question Concerning Technology in China: An Essay in Cosmotechnics (2016) y Recursitivity and Contingency (2019), libros que parecen los fundamentales de su obra pero aún esperan traducción al castellano, Yuk Hui nutra esa aspiración. Por ahora, Fragmentar el futuro alienta al menos la idea de que esa posibilidad no está vedada.

 

Yuk Hui, Fragmentar el futuro. Ensayos sobre tecnodiversidad, traducción de Tadeo Lima, Caja Negra, 2020, 192 págs.

26 Nov, 2020
  • 0

    Mi padre y yo

    Gonzalo Santos

    Federico Reggiani
    21 Ene

    Enrique Breccia es uno de los más grandes artistas gráficos que dio la Argentina y uno de los mayores historietistas del mundo. Nació, además, en una familia...

  • 0

    El arte entre la tecnología y la rebelión

    Luis Felipe Noé

    Demian Paredes
    14 Ene

    Libro “de época”, “situado”, a tono con la situación mundial “de revoluciones” que se vivió desde 1968 hasta la llegada del neoliberalismo en los ochenta, El arte...

  • 0

    Geografías afectivas

    Irene Depetris Chauvin

    Daniela Losiggio
    7 Ene

    En la introducción a Geografías afectivas, Irene Depetris Chauvin recuerda que ya en 1974 el viejo Henri Lefebvre se lamentaba por el excesivo uso...

  • Send this to friend