Inicio » LITERATURA ARGENTINA » Fuera de lugar

Fuera de lugar

Martín Kohan

LITERATURA ARGENTINA

Ya lo ha resumido Gayatri Spivak en una frase magnífica: “La verdadera globalización ocurre sólo en el mundo del capital y de la información, el resto es control de daños”. La frase apunta hacia los malestares de un proceso de globalización que sólo termina por producir una siniestra y espectral dialéctica entre lo local y lo global. Es allí, en ese molestoso y ambiguo espacio, entre el agobiante calor del litoral argentino y el temible anonimato global de la red, donde Martín Kohan ha decido inscribir Fuera de lugar, su nueva novela. ¿Cómo pensar o cómo relatar esos espacios “fuera de lugar” que cohabitan, silenciosos, tras el telón de ese “todo-lugar” que es Internet y sus flujos anónimos de capital globalizado? ¿Cómo relatar la forma en que la globalización termina por producir las nuevas pesadillas de lo local? Estas y otras preguntas se plantea la escritura siempre precisa y atenta de Kohan, a la hora de tejer su novela como un relato policial donde la red termina por convertirse en el agujero negro de la razón y en el comienzo de una paranoia que desembocará, necesariamente, en un hilo de violencias sin causa.

Como lo ha hecho maravillosamente a través de su obra, Kohan explora en esta nueva novela las perversas lógicas que sostienen la circulación del sentido, ya sea histórico o personal. En Fuera de lugar todo se debate entre la constante circulación —dinero, información y especulaciones— por una parte y el ambiente tedioso y estancado de los pueblos periféricos. Por así decir: entre los flujos globales y el tedio local. Una serie de fotografías pornográficas de niños, diseñadas para un exclusivo público europeo, da pie a este relato policial que termina por desarticular y cuestionar la temible lógica causal que tejen los flujos de información y capital. A través de la novela, Internet —siempre imaginado bajo la elástica y claustrofóbica figura de la red— termina por convertirse en su propia pesadilla, mientras la utopía borgeana del catálogo infinito termina por convertirse en el molesto y siniestro síntoma de una globalización incompleta y desigual, que sólo produce espectrales efectos sin causas aparentes.

Siempre atento a las formas, Kohan ha sabido construir un relato policial que retrata y exhibe los peligros de nuestra era informática. Un relato que lo acerca a la ficción paranoica que alguna vez imaginó Ricardo Piglia, pero repleto de rasgos que lo hacen un texto indudablemente suyo. Desde un principio, el lector se encontrará frente a la escritura obsesiva pero siempre atenta del autor de Dos veces junio, una escritura que indaga hasta llevar a sus últimas consecuencias una pregunta sencilla pero no por ende menos siniestra: ¿qué le ocurre al mal cuando se le permite correr desnudo por la geografía líquida de nuestro presente y sus redes? ¿Quién está allí para servir de testigo y para reclamar justicia? Ante la parsimonia de los tiempos presentes, Martín Kohan ha construido con gran sutileza un alegato social contra la forma en que el deseo —de información, de capital y de cuerpos— termina por engendrar sus propios monstruos.

 

Martín Kohan, Fuera de lugar, Anagrama, 2016, 224 págs.

14 Jul, 2016
  • 0

    Los Caimanes

    Inés Arteta

    Gerardo Tipitto
    11 Jul

    Al comienzo hay una muerta, Felisa; y casi de inmediato, una obsesión: saber qué pasó. Estos hechos como puntapiés, y un teatro de operaciones lleno de pliegues...

  • 0

    Fuga de capitales

    Walter Lezcano

    María Agustina Pardini
    27 Jun

    Si bien en la producción poética argentina de los últimos años técnicas habituales en la lírica de la experiencia —la reflexión o la centralización del yo poético,...

  • 0

    Para entender algo del mundo

    Marco Zanger

    Diego Materyn
    13 Jun

    Cuenta la anécdota que W. H. Auden iba cruzando los Alpes en tren junto con dos amigos, quienes a cada rato soltaban gritos de pasmo por la...

  • Send this to friend