Inicio » OTRAS LITERATURAS » Recuerdos, apuntes y pensamientos íntimos

Recuerdos, apuntes y pensamientos íntimos

Gustave Flaubert

OTRAS LITERATURAS

Casi a la mitad del cahier intime de Gustave Flaubert se puede leer esta reflexión: “Hay dos tipos de vanidad: la vanidad pública y la vanidad privada que llamamos buena conciencia, respeto humano, autoestima; hasta tal punto es cierto que existen en cada hombre dos hombres, el que actúa y el que critica”. La declaración en particular resume parcialmente el espíritu de Recuerdos, apuntes y pensamientos íntimos, un libro hecho a partir de retazos de escritura en los que se asiste a la progresiva madurez, tanto biológica como estilística, del autor de La educación sentimental. Así, por ejemplo, viajamos de reflexiones propias de un adulto novicio (“Escribo estas páginas para releerlas después, en un año, en treinta años. Esto me traerá de nuevo a mi juventud, como un paisaje que uno quiere volver a ver y al que uno regresa”) a reflexiones de tipo teóricas (“El arte dramático es una geometría que se habla en música”), terminando por construir un sistema de anotaciones que se parecen más al aforismo (“La civilización es una victoria contra la poesía”).

Pero si antes decíamos que la reflexión del francés resumía de manera parcial el funcionamiento del libro, del otro lado de la escala se inscriben, a su vez, datos y detalles de su singular concepción del mundo; así nos vamos enterando de los vaivenes amorosos (del amor sublime al desprecio) que Flaubert siente por los animales, de la admiración que profesa por Nerón, de su negativa posición frente a la emancipación de los negros y las mujeres, de su desinterés por la política y de una rara concepción de sí mismo a través de sus vidas pasadas (“Mi persona actual es el resultado de mis personalidades desaparecidas”). Todo esto le da al conjunto un matiz que ayuda a acceder a las diferentes caras de una biografía facetada.

Se comparte la observación que hace Matías Battistón —cuya traducción, anotaciones al pie y prólogo resultan brillantes cada una a su modo— acerca de una improbable revisión que haya hecho el Flaubert adulto de estos escritos: a pesar de ser otro, es también el mismo y ese eco de juventud bien pudo haber resonado en la arquitectura mental de ese hombre virtuoso, “el mítico, para quien la decisión de una palabra era la decisión de un destino”. En todo caso, la lectura de estos apuntes genera en el lector del presente la apertura necesaria para la consideración de una ars poetica bastante lejana, pero que paradójicamente está siempre por venir.

Gustave Flaubert, Recuerdos, apuntes y pensamientos íntimos, traducción y prólogo de Matías Battistón, Interzona editora, 2018, 84 págs.

6 Feb, 2020
  • 0

    Esa gente que no conocemos

    Lydia Davis

    Graciela Speranza
    18 Jul

    “¿Qué escritor no querría deslizarse por la superficie de las cosas sin dejar de calar hondo, descubrir una historia en cualquier parte, atender a las voces de...

  • 0

    Si este no es mi hogar, no tengo un hogar

    Lorrie Moore

    Manuel Álvarez
    11 Jul

    Lorrie Moore es hoy la máxima exponente de la tradición norteamericana (Hemingway, Welty, Cheever) de autores cultores del cuento; es decir, autores que también escriben novelas (malas,...

  • 0

    Bien tarde en el día

    Claire Keegan

    Alejandra Rodríguez Ballester
    4 Jul

    Cada lector tendrá su preferido, lo cierto es que cada nuevo libro de la irlandesa Claire Keegan ―en impecables traducciones de Jorge Fondebrider― es esperado en este...

  • Send this to friend