Inicio » ARTE » Pintura plegaria

Pintura plegaria

Rocío Valdivieso

ARTE

Del latín templum, los templos designan sitios sagrados. Son moradas del culto y del espíritu que acostumbran albergar grandes tesoros. Cada pieza que los integra atribuye un sentido, corporiza zonas de interés y organiza recorridos. En Pintura plegaria, Rocío Valdivieso erige un nuevo espacio. Utiliza una casa deshabitada como punto de traslación entre un sitio viejo y derruido y una instalación artística. Los restos de la pintura descascarada de las paredes se funden en figuras geométricas mientras que la habitación se relocaliza a partir de un nuevo sentido. Los elementos hallados y conservados se transforman en reliquias. El espacio expositivo se vuelve una proposición: la arquitectura, el estado del lugar, los desechos, las marcas y condiciones dadas por su historia se vuelven el origen de la producción.

En el centro de la habitación, en diagonal a una claraboya circular, se encuentra un conjunto de velas y jabones de pan blancos dispuestos uno al lado del otro, en forma de semicírculo. Existe una conexión a partir de la sustancia oleosa ―la parafina―, el color y las líneas ondulantes que aparecen en alguna de sus caras. Sumado al rayo de luz que entra por la ventana, la escena evoca un ritual de purificación. Sobre una de las paredes, dispuestas en algún tipo de secuencia enigmática, se encuentran diecinueve lijas rayadas. Conservan las marcas generadas a partir de la raspadura de un material, advirtiendo sobre la acción que antecede a la instalación. Componen una idea de texto que evoca el pasado a través de sus trazos. Los fragmentos cóncavos de madera ubicados en el suelo crean un diálogo con la línea de carbonilla sobre la pared. Las formas se crean y transforman a lo largo del tiempo. Los cambios exceden sus decisiones. Los materiales son permeables al tiempo: se humedecen, se desintegran y se pudren.

Círculos, cuadrados y triángulos componen una instalación de volúmenes e intervalos. Las figuras geométricas, la luz y la sombra trazan líneas por el espacio al estilo expositivo de Primary Structures, presentada en el Jewish Museum de Nueva York en 1966. Las piezas dispersas (“Scatter Piece”) de Robert Morris y los cubos modulares (“Modular Floor Structure”) de Sol LeWitt se conectan con esta obra. Sus formas puras y autosuficientes acentúan la idea de abstracción a partir de materiales industriales. Morris dijo: “la simplicidad de la forma no supone necesariamente una simplicidad de la experiencia”.

En Pintura plegaria, los elementos que integran la muestra son desechos del mismo lugar. Los restos de sus habitantes cobran significado. Por un lado, el recorrido de las piezas se convierte en una narrativa semejante a la de un vía crucis. La pausa en cada estación nos permite construir una escena: muerte, sepultura y resurrección. El tema se podría ubicar dentro de la tradición de la pintura sacra desde una perspectiva contemporánea. No responde a su iconografía, sino a una conexión sagrada con el lugar y su memoria. Establece un contacto con sus restos y los rehabita como en una especie de agradecimiento y sanación. Por el otro, una construcción desde las formas que remite al sinsentido propio de la obra abierta. La instalación transforma el espacio deshabitado, vacío y neutral, en una obra de arte con carácter intimista. En apariencia, con esta pieza, Rocío Valdivieso cimienta su propio templo: plegaria, suplicar, someterse, plegarse. Pliegues y dobleces de los objetos. Acción de ceder ante estos.

 

Rocío Valdivieso, Pintura plegaria, instalación en casa deshabitada, gestión a cargo de Proyectil, San Miguel de Tucumán, julio de 2021.

15 Jul, 2021
  • 0

    Cantos y alaridos

    Ana Won

    Gaspar Nuñez
    22 Jul

    Al entrar a Cantos y alaridos, la muestra de Ana Won en Galería Constitución, inmediatamente pensé en Poesía estatal (2017), el libro de Osvaldo Baigorria,...

  • 0

    Un decir

    Varios artistas

    Natalia Albanese Gisbert
    15 Jul

    Una tarde de verano, mientras yo cocinaba, él iba eligiendo palabras y formando haikus en el pizarrón gris de la heladera. Esa oportunidad fue la última vez...

  • 0

    Puedo vivir bajo tierra

    Luciana Lamothe

    Ana Inciarte
    8 Jul

    Una fotografía de Luciana Lamothe orinando en la calle integra un muestrario formal, a lo Karl Blossfeldt, de meadas sobre distintos tipos de baldosas que...

  • Send this to friend