Inicio » ARTE » Un decir

Un decir

Varios artistas

ARTE

Una tarde de verano, mientras yo cocinaba, él iba eligiendo palabras y formando haikus en el pizarrón gris de la heladera. Esa oportunidad fue la última vez que nos vimos, supongo que en ese momento no lo sabíamos. Un romance tan intenso como breve, que pasó y terminó pero que aún me impide borrar esas frases. Es que las palabras tienen una fuerza magnética que se anudaron a la cotidianidad de los días.

Un decir es la propuesta para la cuarta edición de Cámara —sección de la galería Barro— editada por Joaquín Rodríguez y curada por Guillermo Daghero. La exposición está integrada por siete artistas argentinos de distintas generaciones y territorios que tienen en común el uso de la palabra como elemento de producción artística: Hernán Camoletto, Facundo Díaz, Pauline Fondevila, Nicolás Machado, Rocío Moreno, Huenú Peña y Soledad Sánchez Goldar. Este proyecto contó con la colaboración de las galerías El Gran Vidrio, Diego Obligado, Crudo Contemporáneo, Mercurio Galería y La Arte Contemporánea.

Oda a la palabra, en la era de las imágenes: las palabras se hacen ver y sentir. Toman cuerpo textual, dice Daghero en su texto de sala, nos señala cómo se corporizan las narrativas de los siete artistas que participan del proyecto expositivo. Otra vez la palabra en el centro de la escena, a pesar de estar viviendo la época más visual de la historia de la humanidad. El guión de montaje nos invita a un recorrido silencioso en el que cada pieza se amalgama con otra para formar una unidad de sentido entre la materialidad del lenguaje y la visualidad de las obras. De esta manera, el carácter colectivo y federal de la muestra escapa a la convencional idea de paisaje, tan usual a la hora de convocar a artistas visuales residentes en las provincias para exponer en espacios centrales de la capital del país. La sutileza de la presencia de los territorios se materializa en la narrativa poética que trazan las palabras que golpean, gritan, abrazan y hasta en ocasiones besan al/la espectador/a que la atraviesa. La narrativa folclórica de las regiones se difumina en gráficos y operaciones matemáticas.

Un decir es el resultado del intercambio entre Rodríguez y Daghero que comienza poco después del surgimiento de la pandemia. Le guiña el ojo a la obra del poeta y artista John Giorno (Nueva York, 1936-2019) expuesta en el Palais de Tokyo que reza: LIFE IS A KILLER. Cuenta con un antecedente reciente en el Museo Genaro Pérez (Córdoba, 2019): se trata de la muestra internacional Textos y visualidades, también curada por Daghero y bajo el cuidado general de Gustavo Piñero. Finalmente, afirma Joaquín Rodríguez en su texto, Un decir nos invita a conocer estas producciones como una aproximación a una forma de hacer arte en la que la literatura, la poesía y el pensamiento se igualan con la pintura y la escultura en su intención de permanecer. Reflexiona sobre el tiempo en suspenso en el que estamos transitando y sus reverberancias en los discursos que nos atraviesan.

“Escapan / milagro / creo / poco / luz / verano / tus ojos”. Aún no me atrevo a borrarlo.

 

Facundo Díaz, Hernán Camoletto, Huenú Peña, Nicolás Machado, Pauline Fondevila, Rocío Moreno y Soledad Sánchez Goldar, Un decir. Cámara # 4, curaduría de Guillermo Daghero, edición de Joaquín Rodríguez, Barro Arte Contemporáneo, Buenos Aires, 4 de junio – 17 de julio.

15 Jul, 2021
  • 0

    Mirar por la piel

    Varios artistas

    Diego Gelatti
    24 Nov

    Durante un viaje a Bahía Blanca, además de visitar amigues, recorrer la ciudad y el puerto, he intentado acercarme a la rica escena de artes visuales de...

  • 0

    Idea fija

    Daniel Leber

    Manuel Quaranta
    17 Nov

    Una idea fija puede destruir la vida o hacerla florecer, depende de circunstancias, en la mayoría de los casos, independientes de la voluntad. No somos dueños de...

  • 0

    Primera persona

    Micaela Piñero

    Manuel Quaranta
    10 Nov

    Me cuesta escribir directamente, sin entrar en explicaciones, argumentos, sin desviarme del objeto central por largas digresiones que no conducen a nada; también me cuesta...

  • Send this to friend