Inicio » TEORÍA Y ENSAYO » Corazones estallados

Corazones estallados

J. P. Zooey

TEORÍA Y ENSAYO

Decir que vivimos en el futuro que imaginaron autores como George Orwell o Aldous Huxley no es una novedad. Tampoco es una novedad la obsesión por los imaginarios distópicos que definen una buena parte de la producción cultural del siglo XX. De Anthony Burgess a J. G. Ballard, de William Gibson a Ursula K. Le Guin, de Terry Gilliam a David Bowie, la preocupación por la tecnología, el poder y los modos de relacionarse en la sociedad son el material básico de las ficciones que comparten una oscura visión del futuro.

En los últimos años se dio lo que se podría llamar un boom distópico a través del fenómeno de nuestra época: las series de televisión. De la adaptación de la novela de Margaret Atwood, The Handmaid’s Tale, al drama británico Years and Years, la pregunta por el futuro (que es, siempre, una pregunta por el presente) encuentra respuestas que suelen caer en la explicación o en la bajada de línea, como sucede en la moralista Black Mirror. Lejos de la ambigüedad y densidad poética de Stalker o 2001: odisea del espacio, muchas de estas producciones se dedican a enviar un mensaje más ligado al asombro que a la reflexión.

Estamos en el año y en el mes que Ridley Scott imaginó para Blade Runner, su versión cinematográfica de la novela de Philip K. Dick, y lo cierto es que las preguntas siguen flotando en el aire. Quizás no veamos autos voladores (aunque los hay), pero el tema de la falsa memoria y la manipulación de datos no es ajeno a nuestros días de hiperconectividad. Se sabe: vivimos a través de redes sociales que Zygmunt Bauman definió como trampa. Una ilusión de comunidad que tiene su reverso de alienación y ansiedad. La depresión colectiva con orígenes menos psicológicos que políticos, en términos de Mark Fisher.

Aunque no sea novedoso que la distopía forme parte de nuestra vida cotidiana, no deja de ser preocupante. Y esa preocupación es la que sostiene el nuevo libro de J.P. Zooey, un autor que trabaja estos temas en la ficción sin descartar el humor y que tampoco lo descarta en este ensayo que se sirve de un concepto muy explotado en los últimos años: la grieta. Pero la grieta de Zooey no es solamente política sino ética. Por un lado está el humanismo, con su voluntad progresista, su sueño comunitario, su pasión por la enseñanza y, por el otro, el posthumanismo, con su meritocracia, su competencia y su culto al individualismo.

Quizás uno de los puntos más interesantes del libro es su crítica a una problemática contemporánea con resonancias en la política mundial: la emocionalidad como una forma de construir sentido (y discurso) prescindiendo de la argumentación. La estrategia motivacional al servicio del poder. Con referencias históricas y coyunturales, Zooey hace una pregunta para la era del meme: ¿hay lugar para un nosotros en el imperio de la selfie?

 

 P. Zooey, Corazones estallados. La política del posthumanismo, Compañía Naviera Ilimitada, 2019, 144 págs.

 

28 Nov, 2019
  • 0

    Silencio

    John Biguenet

    Juan F. Comperatore
    6 May

    Algunos años atrás, un estudio publicado en la revista Science concluyó que un alto porcentaje de sujetos prefería darse una descarga eléctrica a permanecer diez minutos en...

  • 0

    Contramarcha

    María Moreno

    Federico Reggiani
    15 Abr

    Quevedo explicó hace siglos que leer es escuchar con los ojos a los muertos. La sinestesia, descubrimos muy pronto, no es sólo un ingenioso concepto barroco, sino...

  • 0

    El texto encuentra un cuerpo

    Margo Glantz

    Demian Paredes
    25 Mar

    El ojo y el cerebro que leen, todo el cuerpo y la mente —luego—, impulsan la mano que escribe. Esta podría ser una clave “orgánica”, incluso “materialista”...

  • Send this to friend