Inicio » TEORÍA Y ENSAYO » La traición progresista

La traición progresista

Alejo Schapire

TEORÍA Y ENSAYO

“Compramos el Página, leemos a Galeano / Cantamos con la Negra, escuchamos Víctor Jara”. Los versos de León Gieco, difícil saber si irónicos o sólo descriptivos, representaron alguna vez a todo un sector de la sensibilidad política y estética: ese mundo al que se designa “progre” o “progresista”. La elección léxica podía variar, del apócope peyorativo a la orgullosa identificación, pero el adjetivo no se asociaba nunca a la defensa de la censura, al antisemitismo, al apoyo a teocracias o al cuestionamiento del laicismo. El presente ofrece sus sorpresas, y a relevarlas se dedica La traición progresista, de Alejo Schapire.

La traición progresista recopila casos diversos y documentados con precisión, sobre todo del mundo académico estadounidense —de creciente influencia en estas pampas— y de la política europea, en los que una izquierda obsesionada con la identidad (sexual y racial, sobre todo) se entrega a conductas que van de lo ridículo a lo ominoso. Nos encontramos así con ciudadanos que han sido sustituidos por víctimas envueltas en burbujas sobreprotectoras, incapaces de soportar una ofensa o de tolerar que el arte o la historia contradigan sus valores presentes. Schapire describe un mundo al borde de la instauración de un “nuevo orden moral”, con invenciones como el lenguaje inclusivo como su correlato lingüístico: un mundo en el que la corrección política impide desvíos, pero sobre todo instala un debate público basado en el miedo al error.

Buena parte del libro se dedica a una traición política además de cultural: la “obsesión progresista” por Israel. La recopilación de frases abiertamente antisemitas expresadas por líderes políticos e intelectuales de primera línea, el silencio ante atrocidades cometidas por regímenes cuyo único mérito es oponerse a Israel, los actos de terrorismo justificados con salvedades (“y ‘pero’ es el verdugo de todo lo que amamos”, dice un bello poema de Daniel Samoilovich) dan cuenta de los efectos de esa deriva de una izquierda antitotalitaria a una izquierda antiimperialista, según la precisa fórmula de Christopher Hitchens recogida en el epígrafe.

“Estas páginas son el relato de una ruptura sentimental”: así comienza el libro. Schapire se reconoció alguna vez en esa tradición, y lo que describe es en buena medida su estupor y su tristeza, sentimientos que el prólogo de Pola Oloixarac examina en tono zumbón. Schapire se resiste a regalarles a sus nuevos dueños la etiqueta de “izquierda”, aunque podría discutirse si buena parte de la tradición de izquierda no coqueteó siempre con el autoritarismo: el epígrafe de Hitchens podría llevarnos a Orwell, quien denunció en soledad al estalinismo a riesgo de “hacerle el juego a la derecha”. Lo que quizás muestra el libro es una recuperación de los viejos valores del liberalismo: el universalismo que anida en conceptos como “derechos humanos”.

John Stuart Mill argumentó que la libertad de expresión debe asegurarse siempre: “si la opinión es verdadera se les priva de la oportunidad de cambiar el error por la verdad; y si errónea, pierden lo que es un beneficio no menos importante: la más clara percepción y la impresión más viva de la verdad, producida por su colisión con el error”. La traición progresista es un libro que debería recomendarse especialmente a aquellos lectores que asumen como propias las ideas que el libro expone, ridiculiza o denuncia.

 

Alejo Schapire, La traición progresista, prólogo de Pola Oloixarac, Libros del Zorzal / Edhasa, 2019, 160 págs.

 

12 Mar, 2020
  • 0

    Freud y la estética

    Oscar Masotta

    Yael Noris Ferri
    2 Abr

    Freud y la estética es un volumen breve que presenta la transcripción de una conferencia dictada por Oscar Masotta en la Fundación Miró en noviembre de 1976,...

  • 0

    Perros

    Mark Alizart

    Evelyn Galiazo
    19 Mar

    Adoptar un perro puede ser una experiencia transformadora. Aunque son parte de nuestra vida cotidiana y de nuestro horizonte de sentido, sólo la intimidad con los perros...

  • 0

    El gaucho indómito

    Ezequiel Adamovsky

    Nicolás Scheines
    5 Mar

    En las primeras PC circulaba un videojuego —Where in the World is Carmen Sandiego?— en el que había que perseguir a una ladrona por el mundo. Cuando...

  • Send this to friend