Inicio » LITERATURA ARGENTINA » Mirad hacia Domsaar. La risa canalla (o la moral del bufón). Encontrados en la basura

Mirad hacia Domsaar. La risa canalla (o la moral del bufón). Encontrados en la basura

Leónidas Lamborghini

LITERATURA ARGENTINA

Puede parecer improbable que la poesía dialogue mano a mano con lo contemporáneo, lo que llamamos realidad, en el sentido más cotidiano: lo que sale en las noticias, las conversaciones entre vecinos y aun desconocidos. Que la poesía se presente como un recorte de esa realidad. Que sea impiadosa. Nada complaciente hasta provocar el rechazo. Que sea bufa hasta el sinsentido, aunque se reconozcan aquí y allá los personajes, temas, sensaciones propias de un teatro del absurdo, desde Ubú Rey en adelante, tanto como de las tapas de los matutinos más leídos (desierto, grotesco, exageración, abuso de poder, citas encriptadas del tango, la historia literaria, la política). Eso es la poesía de Leónidas Lamborghini: escenificación (libro primero), que le da voz para que diga su verdad o su goce, casi impronunciable, a asesinos, violentos de todo tipo, también víctimas, perdedores (libro segundo), para terminar desarmando el lenguaje palabra a palabra (libro tercero). Una galería desesperanzada de lo abyecto, que en tercetos rimados clama su desventura, reivindica su goce asocial con altivez, defiende lo indefendible. Y lo hace muy lejos de lo sentimental, de la posibilidad de anudar causas a efectos, sujetos a escenas. La des-subjetivación permite la emergencia de esas voces descentradas, ubicuas como las voces que escuchan los esquizofrénicos en sus alucinaciones auditivas. Son las voces de los personajes de lo social, voces de opereta bufa, que resuenan o deberían resonar en la cabeza de los lectores. Porque dice todo el tiempo: esto somos, como seres humanos, como sociedad, como país. De esto estamos hechos: traiciones, olvidos, violencias, egoísmos varios. Y la obscenidad del goce propio, más acá y más allá de cualquier relación posible con los otros. La voz autoral sólo se reserva en algunos casos un verso final, aislado, que remata el poema, fuera de la rima. No es una verdad tampoco, el sujeto poético de Leónidas Lamborghini no se cree dueño de ella. “La sociedad te sube y baja el dedo, / los aplausos anticipan improperios; / mísera condición la de este mundo. // ser Rey, lo supe, igual a ser bufón”.  Es una línea de lectura mínima, como una señal indicativa de un camino: una flecha. Esa flecha se transforma en el tercer texto de la trilogía en poemas brevísimos, en que cada verso es una palabra. Esos versos desdicen cada cosa que dicen. Apuntan, y lastiman como una punta de alfiler.

El sabor es amargo, a no dudarlo, pero también estimulante: sin intención didáctica, por lo tanto alejada del realismo (la poesía, dice, logra rozar el misterio indescifrable de las razones del mundo), esta galería de deformaciones no es monstruosa, es humana. De ahí su cercanía, su veneno, su casi ternura, su interpelación, sin piedad, al lector, su semejante, su hermano. Como el poeta, un bufón, pero también alguien que está invitado a compartir la irrisión como modo de supervivencia, aun de rescate, de lo que es posible hallar en la basura. El poema, como residuo de un lenguaje que busca un destello en el pequeño y efímero triunfo de la lengua sobre la infinita descomposición de todo, sin creérsela. Hay que leerla.

 

Leónidas Lamborghini, Mirad hacia Domsaar, seguido de La risa canalla (o la moral del bufón). Encontrados en la basura, Paradiso, 2021, 224 págs.

28 Oct, 2021
  • 0

    El agua cruda

    Marcos Crotto Vila

    Gerardo Tipitto
    2 Dic

    Un viejo en cueros trabajando la madera y el living de un departamento convertido en astillero. En la cocina, mientras tanto, el hijo recién llegado y la...

  • 0

    Desmontar una casa

    Cecilia Moscovich

    Leandro Llull
    2 Dic

    Desmontar una casa reúne parte de la labor poética de Cecilia Moscovich, incluyendo los libros La manguera (2009), Barranca (2012) y su reciente homónimo. Inscriptos dentro de...

  • 0

    La mitad fantasma

    Alan Pauls

    Gabriela Adamo
    25 Nov

    Lleva un tiempo entrar a esta novela, que dedica su larga primera parte a describir con lujo de detalles una obsesión muy particular del protagonista: visitar viviendas...

  • Send this to friend