Inicio » MÚSICA » Kenny Barron y Ron Carter en el Teatro Coliseo

Kenny Barron y Ron Carter en el Teatro Coliseo

MÚSICA

La ausencia a último momento del saxofonista Teco Cardozo en el set de Kenny Barron y la persistencia de Ron Carter en reiterar el formato con el que vino a Buenos Aires en 2013 hicieron de la noche más musical de mayo una especie de clínica de trío jazzístico en la que sobrevoló la gran pregunta que inquieta a los cultores del clasicismo en jazz: ¿acaso es infinita la gama de posibilidades que ofrecen los standards cuando se los desvela con improvisaciones idiomáticas? Indudablemente, las presentaciones del Jazz Connection del pianista (de 20.15 a 21.30) y del Ron Carter Trío (de 22 a 23.30) sugirieron una respuesta positiva. Después de todo, lo que no es infinito es la vida misma, y uno se la puede pasar —entre otras aficiones quizá menos espirituosas— escuchando una y otra vez “All Blues” o “Autumn Leaves”, por citar dos momentos estelares del doble concierto. Pero esto será así siempre que los ejecutantes puedan, como en estos casos, reconocerse ellos mismos en las sagradas escrituras del jazz. Irónicamente, al disfrutar de las distintas variantes del post bebop convertido en corriente principal, podría decirse aquello que advertimos en los lenguajes de improvisación libre: “esto no es para cualquiera”.

Carter, que el año pasado publicó el libro técnico Behind the Changes, ha desarrollado una manera de armonización alternativa a las melodías de siempre que genera una gran movilidad allí donde nunca se esperan grandes pronunciamientos: el fondo rítmico, la base de la estructura. Barron, por su parte, es la elegancia en diez dedos: los tramados de melodía y armonía que inventa son tan preciosos como insondables. Queda claro que las edades y las experiencias de ambos —Carter y su período en el segundo quinteto de Miles Davis, Barron y sus años mozos junto a Dizzy Gillespie— les dan a sus músicas una hondura histórica casi abismal, esa que la prensa de gacetillas suele resumir en guarismos discográficos y sociabilidades musicales. Por caso, en su solo de “Don’t Explain” Barron ligó pasado y presente del piano-jazz de un modo sabio y reservado, ejemplar en más de un sentido. Y Carter revivió en “My Funny Valentine” su paso por la sección rítmica más libre de la historia del jazz (aquella alianza telepática con Herbie Hancock y Tony Williams), pero en clave más conservadora, si cabe decirlo así.

El contrabajista Nilson Matta (alta escuela) y el baterista Rafael Barata acreditaron el interés sostenido de Barron por la música de Brasil, algo —no lo único— que el pianista comparte con Carter. En la introducción y en la clausura de “I’ll Remember April”, su trío mostró que el sistema de citas del jazz no siempre consiste en intercalar en tiempo y tono fragmentos de otras melodías; que también la inserción de un determinado patrón rítmico (el del samba, en este caso) puede abrir una fugaz ventana hacia otros referentes. En cuanto al trío de Carter, digamos que el pianista Donald Vega —rapsódico en los solos, de claridad meridiana en los acompañamientos— y el guitarrista Russell Malone —mejor su fraseo que su sonido— equilibraron las cargas de un modo diferente, toda vez que el eje “natural” del grupo estuvo lógicamente en esas líneas resbaladizas y profundamente entonadas de quien es considerado uno de los contrabajistas más influyentes de todos los tiempos. La despedida del Ron Carter Trío con una versión a pura melodía de “There Will Never Be Another You” fue bastante curiosa, como si después de tantos desarrollos y variaciones melódicas todo regresara a su punto de partida.

 

Jazz Connection (Kenny Barron, Nilson Matta y Rafael Barata) y Ron Carter Trío (Ron Carter, Donald Vega y Russell Malone), Teatro Coliseo, Buenos Aires, 17 de mayo de 2019.

23 May, 2019
  • 0

    Buchla Gtr

    Alan Courtis

    Eric Olsen
    13 Jun

    Con más de cien discos y cuatrocientas colaboraciones editadas a lo largo de quince años, Alan Courtis (Buenos Aires, 1972) es lo que se denomina un músico...

  • 0

    Spring Quartet en la Universidad de Cornell

    Marcelo Cohen
    2 May

    Incluso en un mundo lleno de grupos musicales sin centro nacional ni estilístico, el Spring Quartet tiene su peculiaridad. Presentémoslo: Jack DeJohnette nació en Chicago en 1942;...

  • 0

    Canción sobre canción

    Liliana Herrero

    Abel Gilbert
    4 Abr

    El disco de Liliana Herrero se llama Canción sobre canción y ya desde el título nos sugiere varias cosas sobre Fito Páez. ¿Es un disco “a propósito”...

  • Send this to friend