Té de litio »

Soledad Olguin

Marcos Herrera

19 May, 2022
Comentarios: 0

…bién es un modo de ordenar y cifrar el caos. Se ha dicho que los libros de Thomas Pynchon están regidos por esta ley de la termodinámica. Pero lo que en Pynchon es estallido, en Olguin es implosión. Mientras que el gran escritor norteamericano expande, Olguin se concentra y se repliega sobre sí misma. “Toco el 5º B y miro el panel de bronce que me refleja como una mancha oscura. Nadie más vive ahí. Me alivia que demore en contestar, tal vez se hay…

Deberías venir conmigo ahora

Deberías venir conmigo ahora »

M. John Harrison

Juan F. Comperatore

20 Ene, 2022
Comentarios: 0

…ee una sensibilidad cromática y una destreza verbal semejantes a las de un Thomas Pynchon, con quien comparte, además, la intuición de que “hay otros órdenes detrás del visible”. En “Animales”, una mujer que alquila una cabaña cerca del mar se escabulle de la habitación cada vez que comienza a oír las discusiones, progresivamente más violentas, de un espectral matrimonio que, la razón indica, no debería estar ahí. Se sabe que incluso los fantasmas…

Esta bruma insensata »

Enrique Vila-Matas

Carlos Fonseca

18 Jul, 2019
Comentarios: 0

…agonista finalmente se encuentra con su hermano Rainer Bros —una suerte de Thomas Pynchon catalán—, este le comenta que ha decidido escribir lo sucedido como una novela de no ficción. Contar, dice, la verdad y sólo la verdad de lo sucedido aquel fin de semana, con los sucesos del 1º de octubre como telón de fondo. La respuesta del protagonista, el recolector de citas Simon Schneider, es simplemente brillante: “[M]e parecía una imbecilidad, ya que…

El Nix

El Nix »

Nathan Hill

Juan F. Comperatore

16 May, 2019
Comentarios: 0

Sindicada por la crítica en la estirpe de maximalistas como Thomas Pynchon o David Foster Wallace, El Nix es una de esas obras que pretenden abarcarlo todo. Pero allí donde los primeros persiguen la dispersión y la incertidumbre, Nathan Hill se adiestra en la contención y resolución de un rompecabezas. Más cercano a John Irving o Jonathan Franzen en sus vindicaciones de la novela decimonónica, cuando multiplica los hilos narrativos es para atarlo…

Nadia »

Robert Juan-Cantavella

José Ignacio González

24 Ene, 2019
Comentarios: 0

…o, desafiando así cualquier noción de confín metaliterario. Si he citado a Thomas Pynchon es porque en la Europa de Juan-Cantavella bien podríamos encontrar el correlato de la América retratada por el escritor estadounidense, un sistema anárquico gobernado por fuerzas absurdas e incontrolables donde nada es lo que parece: los saltos temporales desde el siglo XIX al XXI propician una continuidad dislocada que logra enhebrarse gracias a una perfecta…

Incrustados »

Ian Watson

Juan F. Comperatore

26 Jul, 2018
Comentarios: 0

Cuando Thomas Pynchon hizo un ajuste de cuentas con sus relatos de juventud, expuso ciertos reparos a la idea de urdir ficciones a partir de conceptos abstractos. Sin embargo, un género al que le resulta redituable la idea contraria es la ciencia ficción. Usufructuando desde sus inicios los avances y contramarchas de las ciencias duras, en la década del sesenta incorporó los aportes de ese parteaguas que fue la Nueva Ola, aquellos escritores agru…

Una taza de café en el trono de san Pedro. A propósito de “El joven papa”, de Paolo Sorrentino »

Patricio Lenard

15 Jun, 2017
Comentarios: 0

…Pío XIII lo suple con cinismo ultramontano y una cuota de hermetismo a lo Thomas Pynchon. El de Moretti es un papa traumatizado que termina renunciando (la película es doblemente premonitoria: anticipa la abdicación de Ratzinger y, a través de un puñado de significantes “argentinos”, la elección de Bergoglio), mientras que el de Sorrentino se sustrae al ojo público por rigorista y recalcitrante, pero también por un cálculo que es en el fondo narc…

Fábula asiática »

Rodrigo Rey Rosa

Javier Mattio

4 May, 2017
Comentarios: 0

…delicado en el que parpadean las conspiraciones seriamente disparatadas de Thomas Pynchon o Roberto Arlt, el relato arranca en Tánger invocando la mitología de Rey Rosa, con un escritor mexicano que ―como el autor guatemalteco― vuelve después de casi tres décadas a Marruecos. Allí se reencuentra con Mohammed, un viejo amigo artista y contador de cuentos con quien compartió a un maestro, el pintor de nubes y crítico norteamericano John Field, al qu…

Planos del otro mundo »

Ryan Boudinot

Javier Mattio

11 Ago, 2016
Comentarios: 0

…y así la novela adopta la distopía geográfica y las sociedades anónimas de Thomas Pynchon, la irreverencia sociológica pop de Chuck Palahniuk y el retrato estadounidense cruel y deforme de George Saunders, pero en el colador quedan afuera la dificultad del primero, la potencia del segundo y la extrañeza del tercero. La novela confía en el desarrollo de sus personajes, a los que abandona y retoma en capítulos que llevan sus nombres. Woo-jin es un d…

Diez de diciembre »

George Saunders

Kit Maude

4 Ago, 2016
Comentarios: 0

…ers ha sido elogiado por escritores “de la altura de David Foster Wallace, Thomas Pynchon, Zadie Smith o Jonathan Franzen”. Qué manera de confundir notoriedad con calidad. A esta altura de su carrera, Saunders ya está al nivel de los primeros dos, nada que ver con Smith o Franzen. Los cuentos reunidos en Diez de diciembre ofrecen la receta saunderiana ya familiar de situaciones cotidianas y muchas veces domésticas, especiadas con prosa inventiva —…

El Águila ha llegado »

Bob Chow

Matías H. Raia

30 Jun, 2016
Comentarios: 0

…que arrastra el relato a niveles delirantes comparables con las novelas de Thomas Pynchon. A partir de esta subnovela, de corte policial-paranoico, el presidente Scioling, chinos hasta en Marte, asesinos seriales del futuro y extraños hologramas místicos comienzan a cruzarse con las canciones de Segula, sus visitas a una psicóloga y la espera del hombre en coma en la Clínica Kimifusa. Como lo quería William Burroughs, en la novela de Chow, el leng…

Vicio propio »

Paul Thomas Anderson

Federico Romani

25 Jun, 2015
Comentarios: 0

Del cruce entre la extravagante prosa de Thomas Pynchon y el gigantismo del cine de Paul Thomas Anderson sólo podía surgir una rareza. Aquí hay dos universos muy personales en contacto, uno reverberando en otro. Las ideas literarias de uno de los mejores escritores norteamericanos contemporáneos y las cinematográficas de un realizador cuyo nivel de ambición y audacia formal sólo resiste la comparación con el que exhibieron, en su momento, cineast…

Send this to friend