Inicio » LITERATURA IBEROAMERICANA » Pelea de gallos
LITERATURA IBEROAMERICANA

Es usual que para hablar de ciertas escritoras se ponga el acento en aquello que tienen en común. Sin embargo, para escribir sobre Pelea de gallos, de la escritora ecuatoriana María Fernanda Ampuero, me centraré en su diferencia y no en lo que la acerca a otras escritoras latinoamericanas: eso que hace que su libro de cuentos tenga una marca personal y salvaje que la convierte en una escritora valiente en su indagación sobre el dolor y la experiencia del daño.

Pelea de gallos, el primer libro de cuentos de Ampuero, aborda la violencia y el horror ligados a la familia, ese gran monstruo debajo de la cama al que le pedimos amor aunque también sepa cómo golpearnos. Lo hace —y esto la diferencia de otras escrituras actuales— dándole espacio a lo repulsivo y a lo escatológico como una forma más de desnudez, de fragilidad y, simultáneamente, de fortaleza. El reconocimiento de lo animal, de lo monstruoso en medio de la cotidianidad, se presenta en sus cuentos a través de las agresiones hacia las mujeres y hacia las niñas —aquí Ampuero hace una exploración descorazonadora acerca de lo que implica estar sometida de una u otra forma al deseo del macho en una sociedad patriarcal—, el fin de la inocencia, las relaciones de poder entre los miembros de una familia, etc. Es un libro en el que se muestran los abusos que se ejercen sobre los cuerpos de los más débiles, pero también de qué forma esos “débiles” encuentran otras maneras de fortalecerse y sobrevivir. Por lo tanto, sería justo decir que Ampuero ha escrito un libro sobre la supervivencia.

A pesar de que se trata de su primera publicación literaria, Ampuero no es una novata en la escritura: su trabajo periodístico está recogido en varias revistas y suplementos y, además, fue la ganadora del Premio Cosecha Eñe 2016 con el relato “Nam”, incluido en Pelea de gallos. Su escritura, de frases cortas, contundentes y cadenciosas, es el complemento perfecto de las historias que quizás están inspiradas en su experiencia como cronista. Es un libro que no teme tomar partido ni plantear abiertamente la perspectiva del sufrimiento que viven las mujeres en contextos hostiles y misóginos, pero que también es capaz de tocar los matices de los hombres que no quieren ser hombres en un mundo en donde serlo implica un tipo de masculinidad abyecta.

Pelea de gallos, como toda buena literatura, es un libro de ficción que cuenta verdades, y por eso es terriblemente desgarrador. El debut de Ampuero es valiente al no temer hablar de víctimas ni de agresores cuando no caben los matices y sortea el riesgo con cuentos en los que la representación del lenguaje del dolor y del daño nos hiere. Una escritura que duele en medio de tantas que no producen nada. Hay que leerla.

 

María Fernanda Ampuero, Pelea de gallos, Páginas de Espuma, 2018, 120 págs.

9 Ago, 2018
  • 0

    Fiat lux

    Paula Abramo

    Martina Vidret
    23 Sep

    ¿Qué es lo que debe encender un fósforo? Eso se pregunta Paula Abramo en uno de los poemas que componen su primer poemario, Fiat lux. A diferencia...

  • 0

    Volver a comer del árbol de la ciencia

    Juan Cárdenas

    Raúl A. Cuello
    16 Sep

    Con el tiempo, el arte de emplear epígrafes en vías de cristalizar el espíritu de un texto se fue diluyendo: lo que antaño solía ser un ejercicio...

  • 0

    X ha muerto

    Alaine Agirre

    José de Montfort
    9 Sep

    En algunas ocasiones es mejor no saber nada. Avanzar a ciegas, con el tembleque de la mano y el pulso, ir hacia delante con el mero empuje...

  • Send this to friend