Destrucción »

Karyn Kusama

Federico Romani

7 Feb, 2019
Comentarios: 0

…omo intencionalmente desordenada. Esta hábil mezcla de Punto límite (1991, Kathryn Bigelow) y de Memento (2000, Christopher Nolan) está construida con inteligencia —quizás con “demasiada” inteligencia—, pero sus méritos principales están en eso que en el cine mimético suele importar poco: la posición de la cámara, el ritmo interno de los planos y las secuencias, el contrapunto anímico del montaje. Karyn Kusama ya había demostrado garra y fiereza n…

Western »

Valeska Grisebach

Federico Romani

12 Jul, 2018
Comentarios: 0

…un mundo esencialmente masculino ofrece la posibilidad —como en el cine de Kathryn Bigelow— de constatar hasta qué punto la mecánica social transparenta una modalidad del poder que goza, al principio, del carácter inasible, abstracto de la ideología, pero que tarde o temprano debe encontrar motivos para fijarse al territorio. Esa continuidad es un encadenamiento de ficciones que crean sentido para la vida, y el tiempo que le lleva a Grisebach desl…

Detroit »

Kathryn Bigelow

Federico Romani

22 Feb, 2018
Comentarios: 0

…aliviadora de los libros de Historia, pero raramente contemplarse en un espejo.   Detroit (EEUU, 2017), guión de Mark Boal, dirección de Kathryn Bigelow, 143 minutos. Federico Romani Kathryn Bigelow

A Girl Walks Home Alone at Night »

Ana Lily Amirpour

Federico Romani

2 Jul, 2015
Comentarios: 0

…o juvenil contemporáneo. Se trate del inconformismo postpunk de Near Dark (Kathryn Bigelow, 1987), del bullying sadomaso de Let the Right One In (Tomas Alfredson, 2008), de la duda existencial de The Addiction (Abel Ferrara, 1995) o de la aridez sexual de El día trajo la oscuridad (Martín Desalvo, 2013), el vampirismo de las últimas décadas, con sus paralelos infectocontagiosos y sus recetarios de trastornos y disfunciones hormonales, se las ha in…

Iris »

Edmundo Paz Soldán

Miguel Ángel Hernández

27 Mar, 2014
Comentarios: 0

…opresivo y cercano a la locura de la vida de los soldados de los filmes de Kathryn Bigelow, o el universo distópico de películas como Elysium,de Neill Blomkamp. El lector ingresa extrañado a ese lugar desconocido –aunque en cierto modo reconocido por el imaginario difuso de la ciencia ficción– y se da de bruces contra un lenguaje que tampoco es exactamente el suyo y al que le cuesta un tiempo acostumbrarse. El de la novela de Paz Soldán es un espa…

Send this to friend