Hades en hastío »

Leila Tschopp

Daniel Gigena

20 Jun, 2019
Comentarios: 0

En una nueva instalación pictórica, Leila Tschopp (Buenos Aires, 1978) proyecta una situación escénica en el centro porteño. A primera vista, Hades en hastío se asemeja a una recreación del género del paisaje. Aunque conserva rastros miméticos, el suyo es un paisaje encriptado, fragmentario, inacabado. Ocho pinturas, tres mesas blancas de madera y un conjunto de elementos

Me desespero por lo fácil »

Guillermo Iuso

Juan Laxagueborde

13 Jun, 2019
Comentarios: 0

A la derecha del espectador, al ingresar, se lee el título de la muestra en marrón, que es el color que no representa polaridades ni tampoco el intento de brillar. El marrón es el otro color de todos los colores, el color defectuoso, la negación del lirismo, del romanticismo, de la vida y de la muerte. Pintado con brocha gorda

Antosofías »

Antonella Agesta

Franco Castignani

4 Abr, 2019
Comentarios: 0

“Vive sola en un brezal al norte / Ella vive sola / La primavera se abre como una cuchilla allí”, escribió alguna vez Anne Carson, en alusión a su madre moribunda. El poema finalizaría con una pregunta por el cuerpo (presente, necesario, posible): “¿Qué cuerpo es ese, Emily, que nosotras necesitamos?”. Palabras, interrogantes, que podrían referir, con justeza y sin

Cuadros »

Patricio Lanusse

Guillermina Mongan

14 Mar, 2019
Comentarios: 0

Un cuadro puede ser ventana, hueco, tatami, pista de baile, cama hecha o deshecha. Puede ser militante, bandera, panfleto o asamblea; un cuadro es un lugar, una zona, un territorio indeterminado en su determinación. Desde una cama marcada por el cuerpo que antes se posó en ella, hasta un comité donde un cuadro político pone en acción las decisiones tomadas

La parálisis y la lógica del juego. Sobre <i>Zonas reflejas</i>, de Mónica Giron

La parálisis y la lógica del juego. Sobre Zonas reflejas, de Mónica Giron »

Alfredo Aracil

7 Mar, 2019
Comentarios: 0

La imagen que persiste en mi cabeza, después de no sé ya cuánto tiempo de mi visita a Zonas reflejas, se bifurca. Por un lado, la muestra como espacio de juegos, a la manera de un playground. Pienso en la pieza comisionada por el Moderna Museet de Estocolmo en 1968 a Palle Nielsen, The

Send this to friend