Inicio » TEORÍA Y ENSAYO » Las que hacen historias

Las que hacen historias

Vinciane Despret / Isabelle Stengers

TEORÍA Y ENSAYO

Las que hacen historias tiene dos puntos de partida. El primero, todo un leitmotiv que las autoras anuncian desde el comienzo: el “debemos pensar” que Virginia Woolf lanzó en su Tres guineas, su libro rabiosamente pacifista publicado en 1938 (“ese panfleto agresivo”, lo apodan, evocando las reacciones que supo suscitar). El otro, algo escondido en una nota al pie como “punto de partida un poco anecdótico” y que quizá también deja traslucir una bronca como origen: un “travieso panfletito” de 2006 cuyo título provocador define la filosofía como “el arte de cerrarles el pico a las mujeres”.

Aunque hay enojo y razones para enojarse, este no es un libro enojado; en todo caso, cuando aparece este sentimiento, es, en un sentido vital, una especie de ira permeable a la risa, como dicen conversando con Barbara Cassin. Obra escrita a más de cuatro manos (porque las autoras piden “ayuda” a otras pensadoras de diversas raíces, con la francofonía como única consigna: además de Cassin, Françoise Balibar, Bernadette Bensaude-Vincent, Laurence Bouquiaux, Mona Chollet, Émilie Hache, Françoise Sironi, Marcelle Stroobants, Benedikte Zitouni), Despret y Stengers reivindican y practican, hasta contagian, “la dicha, incluso dolorosa, de pensar”.

¿Qué le hacen las mujeres al pensamiento? ¿Qué pasa cuando las mujeres se hacen lugar en el pensamiento? Esta es la pregunta troncal del libro, que está poblado de muchas otras cuestiones: la necesidad o la urgencia del pensamiento y de pensar sobre el pensamiento, el lugar del pensamiento —tanto de las ciencias como de la filosofía— en las sociedades contemporáneas, los modos de heredar formas establecidas de pensar, pero también las posibilidades de rechazar herencias, de simplemente dejar pasar hábitos omnipotentes, bélicos, heroicos. Señalan: “Cuando una manera de plantear un problema nos pone entre la espada y la pared, ‘o bien… o bien’, es porque está mal planteado”. ¿Cómo pensar críticamente, arriesgadamente, sin recaer en las metáforas militares de lo que Le Guin llamó “el relato del asesino”? Y también están, claro, las preguntas difíciles en torno al polo de las “mujeres”: ¿pensar como mujeres, pensar ser mujeres, pensar al tiempo que somos mujeres (quizás como en la incisiva frase estadounidense, driving while black)?

La apertura y hospitalidad de la pregunta principal se hace especialmente patente en la segunda parte, que recoge ecos de los diálogos epistolares con las demás colaboradoras. El libro nace, como explican sus autoras, tomando la posta de Woolf, como una cuarta carta a sus tres guineas, pero la pregunta que formulan en su carta es una pregunta que se comprometen a mantener abierta, una pregunta que ellas mismas esquivan responder. “No somos heroínas del pensamiento —afirman—, sino especuladoras de cuestiones posibles”. En efecto, Las que hacen historias plantea preguntas y se plantea mantenerlas abiertas: ese compromiso con historias plurales tal vez sea el único atisbo de respuesta a la inquietud troncal.

 

Vinciane Despret e Isabelle Stengers, Las que hacen historias. ¿Qué le hacen las mujeres al pensamiento?, traducción de Victor Goldstein, hekht, 2023, 176 págs.

20 Jul, 2023
  • 0

    Nosotros contra ellos

    Natalia Aruguete / Ernesto Calvo

    Nicolás Scheines
    18 Jul

    A nadie escapa que, al hablar de información, estamos ya en el mundo de lo desconocido. Hoy podemos recordar casi con ternura cuando hace no tanto denunciábamos...

  • 0

    Sistema de la historieta

    Thierry Groensteen

    Federico Reggiani
    4 Jul

    La relativa indigencia de la bibliografía teórica sobre historieta es todo un indicio del lugar incómodo y lateral por el que siempre circuló ese lenguaje poco valorado...

  • 0

    El futuro dura demasiado

    Louis Althusser

    Juan F. Comperatore
    27 Jun

    Ni una confesión, ni un descargo, mucho menos el impúdico testimonio de una intimidad azorada: lo que constituye la inasible materia de El futuro dura demasiado,...

  • Send this to friend