LITERATURA ARGENTINA

Insigne canción del insigne Artaud firmado por Pescado Rabioso pero ampliamente considerado el segundo disco solista de Luis Alberto Spinetta, “Por” sería una mojón inusual en la producción de cualquier músico popular argentino, pero es en cambio un momento fuertemente característico en la obra de su autor. Acaso sea algo que pueda decirse de muchas de sus canciones y, sin embargo, incluso entre ellas “Por” es reveladora. Porque prescinde de los recursos tradicionales en que inciden otras de sus canciones más significativas y porque lo hace sin abandonar ninguno de los rasgos que han invitado a hablar del estilo “spinetteano”: por un lado, la inesperada formación de acordes, que apuntala un particularísimo modo de construcción armónico y melódico; por otro, el despliegue de una dimensión lírico-poética cuya búsqueda se apoya en la sonoridad (“la sensualidad de las palabras”, dijo alguna vez Cerati) y en su potencia visual o imaginativa, antes que en la comunicación de cualquier mensaje decodificable. No es extraño que Eduardo Berti escriba un libro entero a partir de esta canción. Por nos coloca frente a dos de sus intereses centrales: vuelve al tema de su primer libro publicado (Spinetta: crónica e iluminaciones) y le permite reflexionar sobre la experimentación literaria (Berti ha sido, luego de una extensa trayectoria, el primer latinoamericano elegido como miembro del Oulipo, el famoso “taller de literatura potencial” nacido en Francia).

Como la de muchas canciones de Spinetta, la estructura del libro es inusual. La letra de “Por” (la canción de Spinetta) consta de cuarenta y siete palabras, dispuestas de un modo que desoye los mandatos de la gramática castellana. Siguiendo este rasgo a modo de restricción, la primera parte de Por (el libro de Berti) está compuesta por cuarenta y siete ensayos breves que consideran los más diversos aspectos de la canción. Son independientes, pero dejan una imagen de conjunto, como un disco o un libro de poesía. Pueden dedicarse a cualquier cuestión y desde cualquier perspectiva: cuentan (narrativa pero también matemáticamente), interpretan, relacionan. Atienden a los recursos poéticos, a los problemas rítmicos, a la producción, a sus personajes asociados y su historia. Incluyen análisis específicos de sus palabras y pasean por la tradición (Mallarme, Dickinson, William Carlos Williams; el surrealismo, el dadaísmo). La segunda parte del libro es una bella apuesta: comprende cuarenta y siete experimentos literarios ejecutados sobre la base de la letra de la canción. Se trata de investigaciones poéticas, ejercicios en la estela del OuLiPo. Berti lo explicita en la tercera parte: cuarenta y siete fragmentos en que precisa los lineamientos de los experimentos de la segunda, realizados “por orden alfabético”, “por bola de nieve”, “por aproximación”, “por haiku que habla del té”, “por ecuaciones”… El libro se atreve incluso a la invitación al juego y se completa con una cuarta parte, formada por tarjetas y troquelados para la propia exploración del lector.

“Todo camino puede andar / todo puede andar”, nos enseñó a cantar Spinetta. No está probado que sea cierto, pero Berti hace creer a lo largo de un centenar de páginas en el sentido de esos versos.

 

Eduardo Berti, Por. Lecturas y reescrituras de una canción de Luis Alberto Spinetta, Gourmet Musical, 2019, 160 págs.

14 May, 2020
  • 0

    Té de litio

    Soledad Olguin

    Marcos Herrera
    19 May

    La poesía oscura, por momentos lúgubre, que circula en Té de litio hace de esta novela una de las más originales de los últimos tiempos. El sexo...

  • 0

    El momento de la verdad

    Damián Tabarovsky

    Raúl A. Cuello
    12 May

    Se asiste, ante un nuevo libro de Damián Tabarovsky (Buenos Aires, 1967), a un programa que tiende a lo recursivo, es decir, a volver una y otra...

  • 0

    La estirpe

    Carla Maliandi

    Ana Prieto
    5 May

    Ana escribía un libro, pero tras un accidente absurdo en su cumpleaños de cuarenta no lo puede continuar. Tampoco puede recordar las cosas que solían importarle: sus...

  • Send this to friend