Inicio » MÚSICA » Donde el mundo ocurre

Donde el mundo ocurre

Ernesto Jodos

MÚSICA

El prolífico y sorprendente Ernesto Jodos tiene nuevo disco: su número veinte. En las bateas del amplio mundo del “jazz moderno”, su material Donde el mundo ocurre —editado por el sello norteamericano Ears&Eyes Records— es una apuesta renovada en composición bajo la interpretación de un quinteto estelar: Inti Sabev en clarinetes, Juan Pablo Hernández en guitarra, Diana Arias en contrabajo y Sergio Verdinelli en batería. Un jazz en movimiento, inquieto, exigente para la escucha y sin concesiones hacia el mainstream.

Pero no es la cantidad ni el sentido de la novedad: en la obra de Jodos nunca se pierde la apuesta por el riesgo, palabra capital del jazz como género aunque ciertamente olvidada por el circuito de tributos y homenajes en los que suele caer últimamente. En el disco, en efecto, se combinan diferentes balances entre la composición y la improvisación dentro de las piezas, todas escritas por el pianista. Allí radica su espíritu ambiguo, impuro. “La música que tiene improvisación siempre es experimental, es decir, el resultado no se sabe cuál es hasta que se hace —conceptualiza Jodos—. Y a la vez existe un margen de búsqueda que es pensado, algo que se pauta previamente en la composición”.

Más allá de sus filiaciones con el canon tradicional —Jodos puede tocar tanto a Gershwin como a Cole Porter y luego virar hacia el free, sin afectar su estilo interpretativo—, no es de los pianistas de jazz que tocan el repertorio seguro y cómodo. En cada nuevo proyecto le gusta moverse hacia lugares muy distintos sin nunca renunciar a su impronta autoral, hecha de composiciones propias y un riguroso estudio del género. Figura clave del jazz argentino contemporáneo, Premio Konex de Platino 2005, a los dieciséis años Ernesto Jodos ganó la beca del Berklee College of Music en Boston, donde se graduó magna cum laude en 1993 como joven prodigio. Luego tocó, entre otros, con Gerardo Gandini en un disco a cuatro manos. Coordinador de la Carrera de Jazz del Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla y considerado como uno de los pianistas más destacados de su generación, lo curioso es que el sonido de Jodos nunca se repite en sus veinte discos grabados a la fecha. Allí se encuentran variaciones sofisticadas del cancionero de Gershwin, Ellington y Monk, el acompañamiento a cantantes como Julia Moscardini y Julia Sanjurjo, o singulares versiones de la música popular argentina como “Ella también”, de Spinetta.

Donde el mundo ocurre es una apoteosis de la interacción, donde cada pieza expresa un estado de ánimo particular en el que los músicos entran y salen, en temas que se extienden por lo general por siete u ocho minutos. En “Creo,  miente, nunca” —nombre tomado del vals “Las cuatro respuestas”, de Nelly Omar—, la composición es una especie de coral con estructuras disonantes. A esto le siguen tres secciones de improvisación: un solo de piano de carácter abierto, un interludio de clarinete que transiciona —y “miente” su intención— hacia un solo de guitarra, basado en la última parte del tema escrito.

En el tema “Biombos”, las secciones escritas y las improvisaciones se alternan y superponen para generar la idea de una estructura móvil y cambiante con la sección rítmica funcionando de manera más “jazzística” sobre un ostinato de bajo. Y a ese ostinato se le suma luego otra melodía que conduce a una improvisación colectiva. “Frankie Five Angels”, en tanto, es un tema en 5/4 que juega con el nombre de un personaje de El padrino (Frank Pantangelli). Se escucha una melodía “circular” tocada sobre un groove presentado por la batería. Esa melodía, tocada y variada por el contrabajo, es el territorio principal donde suceden los solos.

“Cercanía” explora las distintas posibilidades de formaciones “camarísticas” dentro del quinteto, con espacios de más intimidad.  Luego sobrevienen frases de be-bop en la vertiginosa “Pájaros fantasma”, un solo de piano en “Tampoco lo contrario” que evoca la flexibilidad rítmica de maestros como Andrew Hill, Geri Allen y Paul Motian, y la hipnótica simpleza en “Del movimiento del pensar”, con pequeñas melodías que se alternan o superponen en los diferentes instrumentos. El título proviene de un fragmento de Wallace Stevens: “del movimiento del pensar y su inquieta reiteración”.

Grabado por Nicolás Kalwill en Aguaribay y mezclado y masterizado por Mariano Miguez en Ideo music, el álbum Donde el mundo ocurre surgió con la intención de “expandir” el cuarteto que editó en 2019 La mirada detenida (BlueArt). Una exploración, en palabras finales de Jodos, “de las posibilidades tímbricas que resultan de la combinación de la guitarra eléctrica con los clarinetes y el piano en un contexto de sección rítmica de jazz”. Así, en esa mixtura yuxtapuesta y con su heterodoxia reinante, el sonido del grupo se expresa entre la tradición jazzística, la improvisación, la música contemporánea y músicas folclóricas de diversas regiones del mundo.

 

Ernesto Jodos, Donde el mundo ocurre, Ears&Eyes Records, 2022.

 

17 Nov, 2022
  • 0

    Fly or Die Live

    Jaimie Branch

    Marcelo Cohen
    24 Nov

    La compositora, improvisadora y música electrónica Jaimie Branch empezó a tocar la trompeta a los nueve años. En 2005, después de graduarse en el conservatorio musical de...

  • 0

    Fossora

    Björk

    Abel Gilbert
    3 Nov

    En los diálogos de Fedro, Platón plantea, a través de la figura de Sócrates, los rasgos de un ser átopos. Se trata de un individuo “desubicado”, alguien...

  • 0

    Alquiler

    Yoto

    Aldo Benítez
    6 Oct

    Hace pocas semanas aterrizó por segunda vez en el Centro Cultural Kirchner el ciclo anual de música experimental RUIDO. Siempre escrito así, en mayúsculas,...

  • Send this to friend