Inicio » ARTE » Ferales
ARTE

Protuberancias, hendiduras, brazos, babas, besos, abrazos, penetraciones. Los reinos (animal, vegetal, mineral) son presentados en Ferales, la muestra individual de Trinidad Metz Brea en Galería Aura, bajo la forma de contagio y contaminación entre unos y otros. En tonos desaturados y contorsiones varias, la artista indaga en las posibilidades actuales para pensar la categoría de mundo y quiénes (y cómo) lo habitamos.

El desencantamiento del mundo fue uno de los procesos fundacionales de la modernidad colonial ilustrada que implicó liberar al ser humano de las ataduras de la superstición para conocer científicamente la naturaleza, pero, a la vez, para transformarla radical y rabiosamente. Esta forma de considerar lo natural quitó el misterio y la cooperación interespecie con el objeto de estudiar y agotar lo desde entonces denominado recurso natural. A su vez, la modernidad, y el llamado Siglo de las Luces, postuló la autonomía del sujeto masculino burgués ilustrado, autónomo, blanco y europeo dejando todo lo que no respondía a estas características como lo Otro. Los animales, insectos, plantas y minerales fueron ubicados bajo el lente de las ciencias naturales y de la industria como objetos de estudio o productos de cambio. La base de estos postulados, con sus cambios y ediciones, se sostiene hasta hoy.

Así, desde una crítica a ese contexto epistémico y cultural surge Ferales, una propuesta que explora otros vínculos entre especies cuando la imaginación se ve incapacitada para exponer un modelo de mañana.

Ante la incerteza por un futuro planetario, aparecen ellxs, personajes Otros propuestos por Metz Brea, que podrían caracterizarse como experimentos y nuevas formas de existencia: babosas, quimeras, antropomorfos, plantas, semillas y mamíferos provenientes de un tipo de bestiario inédito. La artista nos ofrenda en sus frisos narrativas postapocalípticas donde las comunidades emergentes se afectan entre sí y generan nexos colaborativos o redes en las cuales se evidencia la manera en que la permanencia en un sistema incide en los demás participantes. Mientras que el capitalismo buscó tapar su accionar descontrolado, Ferales devela el post en un relato que incluye la disidencia. Si entendemos este último término como un desacuerdo o disconformidad de alguien o algo respecto de las doctrinas y creencias impuestas, en el nuevo mundo aquí creado se insinúan recursos esperanzadores para una posible des-evolución hacia subjetividades trans.

Metz Brea reivindica otredades no-humanas: elementos híbridos que demuestran el reverso de lo que se pretende como humanidad. En una invitación a explorar las posibilidades de un mundo que existe más allá de nuestra realidad actual, nos ofrece una alternativa distinta, una fuente generativa que incluye todos los elementos, mientras que formula tensiones alquímicas. Aquí todos los estadios de vida y todas las formas son posibles. Estas se hallan en el mismo nivel y son indagadas con igual profundidad. La curiosidad por la creación se extiende por todo su universo narrativo e involucra las criaturas y sus subjetividades, pero también explora la potencia bifásica de lo que se cree inanimado (las plantas, las semillas, los huevos, las rocas).

La pospandemia dejó la certeza de que el capitalismo puede emerger y reemerger en las condiciones más abyectas, pero nos permitió pensar en sus fisuras e insuficiencias desde la infestación. “El beso de la babosa”, por ejemplo, investiga la colación de las técnicas computarizadas de modelado en 3D en la tradición artística de la escultura: los seres se representan entre el limbo que ofende al escultor clásico y atrae al programador. Disidente y fluida, la propuesta híbrida defiende mitos artísticos frescos, libera nuevamente las criaturas a la ciudad, mientras que genera monumentos para civilizaciones alternativas en comunidad con la naturaleza y el medio ambiente que queremos merecernos.

 

Trinidad Metz Brea, Ferales, Galería Aura, 2 de noviembre de 2023 – 2 de marzo de 2024.

 

Ver nota relacionada (1).

7 Mar, 2024
  • 0

    Pan

    Santiago Delfino

    Laura Ojeda Bär
    11 Abr

    Pan, la muestra de Santiago Delfino en la galería Miranda Bosch, es una exposición fuera de agenda y coyuntura, que nos enfrenta a una...

  • 0

    Una sustancia inquieta

    Eugenia Calvo

    Carlos Gutiérrez
    4 Abr

    Una sustancia inquieta es la obra de Eugenia Calvo que sucede en los espacios comunes, en aquellos que pensamos como espacios de tránsito, del...

  • 0

    Cuentos inconclusos

    Liliana Porter

    Graciela Speranza
    14 Mar

    Los comienzos son pura promesa, los finales, pura pérdida. Algo definitivamente acaba en el final de un relato y, aunque es allí donde se define el sentido,...

  • Send this to friend