Inicio » LITERATURA ARGENTINA » Peritaje inconcluso

Peritaje inconcluso

Ignacio Unrrein

LITERATURA ARGENTINA

Acostarse boca arriba en el suelo, mirar hacia arriba y alinearse con la tierra. Esta es la técnica que Nacho Unrrein emplea en Peritaje inconcluso para contarnos los deseos y las expectativas frustrados por la pérdida de un amor. A principios de los años dos mil, estamos en Villa Ballester. El narrador, un joven artista y arquitecto, se enfrenta a una muerte prematura. Muchos años después, a raíz de esta injusticia, recupera sentimientos y recuerdos del pasado, reviviendo emociones que continúan influyendo en su vida de manera inquietante.

La idea de la muerte aparece igual que un fantasma durante toda la novela. Unrrein desarrolla la historia de un amor frustrado, impulsado por el deseo de todo aquello que no sucedió. En lugar de clausurar la narrativa entre los personajes, esta muerte abre un abanico de situaciones que se describen con detalles aparentemente triviales, pero que conmueven profundamente, mezclando ternura y humor negro. Este escenario, repleto de anécdotas, se convierte en una vía introspectiva de conocimiento que le revela al narrador aspectos profundos de su propio ser. La muerte, sin excepción, siempre llega a destiempo.

Una de las posibles traducciones de la palabra saudade en portugués es “el amor que permanece”. El narrador se sumerge en un pasado idealizado que amalgama nostalgia y amor. Sin embargo, en el presente pierde el control de sus acciones y está decidido a experimentar emociones intensas. Su sentido del yo se desvanece y se funde con fantasías desafiantes que lo llevan a un camino de experimentación artística donde pierde autonomía y racionalidad. Con el tiempo, ese amor que permanece lo enfrenta con el quid de la novela: el conflicto entre la pérdida como impulso creativo y el deseo urgente de olvidar de una vez por todas al ser amado.

La reflexión de Unrrein captura de manera conmovedora la complejidad de enfrentar el proceso del duelo. Aceptar la pérdida implica, en muchos casos, reconocer que no sólo estamos perdiendo a alguien o algo que amamos, sino que también estamos experimentando una transformación profunda en nosotros mismos. El vértigo de olvidar se transforma aquí en anhelo de evocación.

 

Ignacio Unrrein, Peritaje inconcluso, Mansalva, 2023, 112 págs.

16 Nov, 2023
  • 0

    La llamada

    Leila Guerriero

    Juan Manuel Mannarino
    23 May

    “‘No entiendo por qué te interesa Silvia Labayru. ¿Qué tiene de singular?´, dice una persona que me da información y me recomienda lecturas relacionadas con el tema:...

  • 0

    Gurí

    Osvaldo Bossi

    Leandro Llull
    23 May

    “Por suerte / me preparé toda la vida / para un momento así”, dice uno de los poemas que componen este nuevo libro de Osvaldo Bossi, y...

  • 0

    Un pájaro cruza el cielo con un grito

    Eduardo Savino

    Manuel Álvarez
    16 May

    El científico inglés Alan Turing fue una de las primeras personas en hablar de inteligencia artificial; de hecho, hace más de ochenta años creía que los humanos...

  • Send this to friend