Degenerado »

Ariana Harwicz

Miguel Muñoz

22 Ago, 2019
Comentarios: 0

…rdad tiene la estructura de una ficción donde otro habla”, dijo alguna vez Ricardo Piglia. Allí parece apuntar Harwicz: ver qué hay de verdadero en la mente del mal, sobre todo, “si es que se puede decir algo sobre el deseo sin volverse un criminal”. El libro en su totalidad es una puesta en escena, un juicio a un hombre que no niega ni confirma que haya cometido un crimen, alguien que quizás sobrevivió a los nazis y a los comunistas, alguien que…

Los autores no escriben libros »

José Luis de Diego

Nicolás Scheines

22 Ago, 2019
Comentarios: 0

…(Enrique Vila-Matas) o “Hace falta un buen trabajo sobre Santiago Rueda” (Ricardo Piglia). De Diego toma nota, se arremanga y se vuelca con deleite a contestar una pregunta (cómo se investiga la historia del libro), refutar una frase (hay más personajes-editores de los que se piensa) o hacer caso obediente a una consigna (el texto “Un catálogo para Santiago Rueda” es sublime). En cada ensayo se trasluce el goce del investigador desempolvando libr…

Ciencias ocultas »

Mike Wilson

Juan Rapacioli

15 Ago, 2019
Comentarios: 0

…proach to the meaning restores the experience”. La cita de T. S. Eliot que Ricardo Piglia usa como epígrafe en Respiración artificial puede servir para aproximarse, de varias maneras, a la nueva novela de Mike Wilson. Ciencias ocultas empieza como un policial. Hay un cadáver, una habitación cerrada y cuatro personajes que llevan al extremo el ejercicio de la mirada: observan hasta perder el sentido. La lógica detectivesca termina por disolverse en…

Oral y escrito »

Eduardo Stupía

Juan F. Comperatore

11 Abr, 2019
Comentarios: 0

…prendió los primeros rudimentos del oficio. A raíz de una colaboración con Ricardo Piglia nos desasna sobre la función de la ilustración: lo que ilustra un texto no es la imagen, sino “la conexión entre ambos”, lo ilustrado es “una confluencia heterogénea de dos entidades irreconciliables”. En una suerte de biografía literaria reconoce ser “un lector desparejo, lagunero, inconstante y salvaje”, así como no dudaría en colocar en el centro imaginari…

Los casos del comisario Croce »

Ricardo Piglia

Pablo Potenza

17 Ene, 2019
Comentarios: 0

…o encuentra todavía una forma de hacerlo de un modo demencial hasta morir”. ¿Habrá más libros entonces? ¿Dónde termina la vida de un escritor, cuándo termina? ¿Termina?   Ricardo Piglia, Los casos del comisario Croce, Anagrama, 2018, 184 págs. Ver nota relacionada (1). Pablo Potenza Ricardo Piglia

Lemebel oral

Lemebel oral »

Gonzalo León (ed.)

Jorge Carrión

15 Nov, 2018
Comentarios: 0

…imilar impulsa la recolección de los recuerdos que atesoran los alumnos de Ricardo Piglia que asistieron a sus clases en Princeton, porque en su afán de controlar su propia recepción, el autor de Respiración artificial ya editó las entrevistas que le hicieron en Crítica y ficción, treinta años antes de su muerte.   Gonzalo León (ed.), Lemebel oral. Veinte años de entrevistas. 1994-2014, Mansalva, 2018, 240 págs.   Ver nota relacionada (1…

Lo que está y no se usa nos fulminará »

Patricio Pron

Gerardo Tipitto

8 Nov, 2018
Comentarios: 0

…a de una biblioteca con toda la literatura a su disposición. Según propone Ricardo Piglia en El último lector, esa idea se enfrentaría a las de progreso, linealidad y jerarquía literarias. Algo de aquella imagen y de esta hipótesis parece acompañar a Lo que está y no se usa nos fulminará. El título, ya una apropiación, con toda su mística fértil y progenitora, sobresale como una suerte de mandamiento para que de allí en más se aúpen insumos de las…

El trabajo de los ojos »

Mercedes Halfon

Mariano Dorr

7 Jun, 2018
Comentarios: 0

…e Esteban Echeverría. Más tarde retomarían el tema David Viñas, primero, y Ricardo Piglia, después. El nombre mismo de la revista donde Viñas publicó su artículo “Mármol y los dos ojos del romanticismo” hace referencia al propio trabajo de los ojos: Contorno. El gesto de Mercedes Halfon consiste en devolverle al estrabismo su condición patológica y singular, para ir diagramando una autobiografía siempre desequilibrada, desenfocada, dispar, perdida…

Egotrip »

Germán Maggiori

Joel Vargas

19 Abr, 2018
Comentarios: 0

…s la historia de un gaucho borracho que palea en la zanja de Alsina, se retoba frente a sus patrones y se salva de un malón por caer en un pozo. Esta historia recuerda (en su fraseo, en su respiración) al cuento “El gaucho invisible”, de Ricardo Piglia, su padrino. Dos historias que podrían suceder en el mismo universo narrativo. Con Egotrip, Maggiori termina de inscribirse en esa tradición literaria.   Germán Maggiori, Egotrip, Edhasa, 2017,…

Lectoras del siglo XIX »

Graciela Batticuore

Lucía Dussaut

5 Abr, 2018
Comentarios: 0

…de realidad de la ficción que lee en tanto marca de lo que le falta, diría Ricardo Piglia. La mujer lectora es, desde este paradigma, la mujer que sueña con ser objeto de una ficción donde otra mujer lee deseando ser, a la vez, objeto de una ficción, y así hasta el infinito (y más allá). En una carta publicada por El Observador en 1816, una “lectora de periódicos” sugiere que el debate sobre la mujer y su instrucción encubre, en realidad, otra pre…

Una novela invisible »

Juan Pablo Luppi

Laura Gentilezza

22 Mar, 2018
Comentarios: 0

…sobre la posición enunciativa que depende del oído, puesto que, como dijo Ricardo Piglia, narrar es “poner a otro en el lugar de una enunciación personal”. Los personajes garantizan la continuidad de la lengua y sus declinaciones y conforman así la novela geológica como Walsh la imaginaba: una reelaboración literaria del habla rioplatense que no existe como libro sino como densidad acumulada en la sonoridad material de la lengua. Así lee Luppi la…

Suicidio »

Édouard Levé

Raúl A. Cuello

25 Ene, 2018
Comentarios: 0

…e T. S. Eliot que sirven como epígrafe a Respiración artificial (1980), de Ricardo Piglia: “We had the experience but missed the meaning, / And approach to the meaning restores the experience”. Representación y accionar poético, escritura y vida (o bien, cómo la vida se supedita a la escritura) y reflexiones excéntricas (“Tu suicidio fue de una belleza escandalosa”) que encierran una obsesión permanente: la elección de un destino.   Édouard L…

Send this to friend