Deshuesado »

Carlos Herrera

Bettina Pavetti

12 Nov, 2020
Comentarios: 0

…o al vacío, una entrega a una intuición. Carlos Herrera y Pablo Katchadjian, una pareja insospechada: ambos escucharon voces y les hicieron caso. Por eso mismo los celebramos.   Carlos Herrera, Deshuesado, Ruth Benzacar, Buenos Aires, 28 de septiembre – 13 de noviembre de 2020. Bettina Pavetti Carlos Herrera

Templos de barrio »

Marcelo Pombo

Martín Legón

16 May, 2019
Comentarios: 0

…decorados y maquetas, lugares donde (y al igual que en la obra reciente de Carlos Herrera) hasta la humildad aparece teatralizada. De hecho, por primera vez el artista enlaza con interés explícito la exposición de su saber hacer y la posibilidad de draguearse en público, siendo esta declaración de autoconciencia la que lo aleja de rozar la hipocresía. A diferencia de otros artistas de su generación Pombo es canónico por mérito propio pero no a su…

Cuadros »

Patricio Lanusse

Guillermina Mongan

14 Mar, 2019
Comentarios: 0

…de una sala blanca, que no hay vértigo sin nada que atravesar, ni pintura sin fuerzas o historias que tensionar. Patricio Lanusse, Cuadros, curaduría de Javier Villa y Carlos Herrera, Munar, Buenos Aires, 2 de febrero – 23 de febrero de 2019. Guillermina Mongan Patricio Lanusse…

Zigzag »

Florencia Böhtlingk

28 Jun, 2018
Comentarios: 0

…rik anduvo por la sierra experimentando otras realidades. Los bodegones de Carlos Herrera. Las obras de Bianchi, un helmutnewtoniano aparato ortopédico con stilettos. Otra sutil, casi un Giacometti de tan elemental. Cerámica y madera sin embargo. La vitrina vacía de Gastón Pérsico es el gran vidrio. En un rincón, aparte, un tomate y una manzana se contagian colores, según Ramiro Quesada Pons. La alfombra de Mariela Scafati, desparramada por el pis…

Obrador »

Lorena Fernández

Mariana Lerner

9 Abr, 2015
Comentarios: 0

…echo de empezar a fotografiar hace que todo se reconfigure”), acude porque Carlos Herrera, Gerardo Naumann, Guido Ignatti y Marcelo Dansey también van y hablan entre objetos, se confiesan, intervienen, improvisan. Lorena Fernández sigue yendo porque escucha el ansia del tiempo por transcurrir, por sumar, escucha incluso el ruido opaco de muerte que todo lo ordena y que todo lo convierte en fascinación: lo que brilla, lo floreado, lo que dialoga, l…

Send this to friend